domingo, 16 de mayo de 2010

Esperar

Siempre he pensado que la vida es una continua espera.
Se espera en todos los sitios a donde acudimos, en el médico, en el teatro, en el cine, en el mercado, en la panaderia, en el kiosko de prensa,en fin en todos los sitios cotidianos que diariamente acudimos, para comprar, para solicitar, para entregar, para consultar.
Y casi siempre esperamos en la cola que se forma cuando vamos a votar en cualquier elección que nos toque en el momento. Pero en estos últimos casos, nos han pedido a nosotros que vayamos, pero también esperamos.
Esperamos que cambien las cosas, que nos concedan cambiar de situación, que ellos cambien, para que nosotros cambiemos y a su vez hagan lo que ellos nos han pedido, pero sin que se note. Es la voluntad del voto que nosotros les entregamos, para que ellos (que tienen el poder) realicen por fin aquello que nosotros estabamos esperando.
ESPERAR.
Es como un bucle que hace otro bucle y que se entrelaza, para de nuevo ESPERAR.