viernes, 30 de octubre de 2015

¿Reinventando la derecha?

Garicano, Rivera y Conthe
Poco a poco los políticos que van a concurrir a las próximas Elecciones Generales del 20-D van desgranando algunas líneas generales que supongo pondrán en negro sobre blanco en sus programas definitivos.

Sabemos que la estrategia, está muy pensada y estudiada para recalar en los posibles votos perdidos o por ganar por primera vez.

Así pues, asistimos ya a un 'tú más', no de insultos sino de posibles sugerencias de los partidos para ver cómo obtienen esos añorados votos que algunos en su día perdieron. La lucha será a 'tumba abierta', sin miramientos.

Veo con cierto asombro que ahora Ciudadanos (antes Ciutadans) fundado en Barcelona en 2006, se lanza a la 'pista de baile', con unos acordes que me suenan mucho 'a más de lo mismo', (cuando pregonan que es un partido constitucionalista, 'postnacionalista' y progresista, para mi gusto demasiado ista). 

Es más de lo mismo del Partido Popular, pero con otra cara evidentemente, más joven, más atractiva y con 'un piquito de oro' arrollando al contrario sin dejarle respirar. Emplean una técnica muy estudiada que bien conocen muchos expertos en las artes de la mercadotecnia.

Entre otras cosas Ciudadanos propone que las Comunidades Autónomas (CCAA) financien nuevos servicios con copagos tanto en Educación como en Sanidad. También quieren aumentar los porcentajes de cesión del Impuesto de la Renta de la Personas Físicas (IRPF), Impuesto del Valor Añadido (IVA) e Impuestos Especiales a las CCAA.

Pero esta formación va más allá, en sus globos sonda que lanza, quieren poco a poco sustituir los conciertos económicos navarros y vasco, por un sistema fiscal común.

Solo pregunto : Ciudadanos está ¿reinventando la derecha?

martes, 27 de octubre de 2015

Dúo sacapuntas


Albert Rivera y Pablo Iglesias conversan antes del debate. Foto: Ester Delgado

Podemos- Ciudadanos. Ciudadanos-Podemos. Dualidad para quedarse a un lado o al otro. Por eso podemos afirmar o decir que estos dos partidos 'nuevos', pueden transformar el panorama político de este país.

Tanto el Partido Popular como el Partido Socialista Obrero Español se enfrentan (en estas próximas elecciones generales) a un escenario, por decirlo de alguna manera, delicado.

No es lo mismo llegar a acuerdos de gobierno, que de solo investidura. Está bastante claro que en el caso de Podemos, cuando votan asuntos que afectan a temas de sanidad pública, dependencia y educación pública, entonces suelen obtener el apoyo de los gobiernos municipales y autonómicos, donde hubo acuerdos surgidos del 24-M.

Pero ya es harina de otro costal  Ciudadanos,  puesto que después del 24-M el líder de dicho partido dió a entender el pasado 18 de octubre de 2015 en el 'cara a cara' celebrado entre Pablo Iglesias y Albert Rivera, en la  La Sexta  conducido por el periodista Jordi Évole,  que quiere romper con la vieja ecuación de la vieja izquierda y la vieja derecha.

No podemos ni debemos olvidar que Ciudadanos en los cinco parlamentos autonómicos -en los que es decisivo-, coincide un 67% de las veces con el PSOE, un 63% con Podemos y un 42% con el PP.

Espero y deseo que tanto Ciudadanos como Podemos expongan claramente y sin ambigüedades en sus mítines las líneas maestras de sus programas y destierren para siempre los insultos, expliquen y razonen convenientemente cómo afrontar los retos que tienen para solucionar los problemas de los ciudadanos.

Me gustaría que hubiera un gran debate de los principales espadas de los partidos que se presenten a las elecciones generales del 20-D. Pero de nuevo insisto, quiero que promulguen las propuestas de sus programas con claridad y entendibles para todos los posibles votantes.

Necesitamos que los votos se ganen con honradez y sobre todo sin mentir en las posibles soluciones. Al futuro votante hay que decirle la verdad, tienen que ser propuestas creíbles, siempre por bien de la democracia y que los políticos sean servidores de los ciudadanos, no al revés.

Por ello quiero que tanto Podemos como Ciudadanos no lleguen a ser un cómico dúo sacapuntas.

sábado, 24 de octubre de 2015

Nostalgia de la memoria

En mi generación la memoria era indispensable para aprenderse la tabla de multiplicar, también la lista de los reyes visigodos y un montón de elementos químicos y así un largo etcétera.

Pero nadie nos enseñó a utilizar la memoria como una máquina de entrenamiento, pero hacia atrás.

Ahora con bastantes más años a mis espaldas, mis queridas neuronas hacen sus juegos malabares y proyectan en mi pantalla particular escenas de hace muchos años, como si estuviera viendo y escuchando 'cortos' de cine de  momentos de mi vida.

Como digo en el epílogo que tuve el honor de escribir en la última obra de Galiana "De Golfos y Cielos" : .../...' cuando tuve la fortuna de que Galiana me diera el manuscrito De Golfos y Cielos, a medida que pasaba páginas, veía escenas o planos como si estuviéramos rodando una película. Eso fue uno de los primeros comentarios que le hice cuando acabé la lectura'.

También es cierto que esa memoria nos traiciona a veces pues es la nostalgia  que en ocasiones nos hace caer en aconteceres de nuestras vidas donde vemos en esa pantalla cinematográfica, trozos de nuestras vidas con tintes muy tristes e incluso dramáticos.

Pero eso no nos tiene que apenar, al contrario creo que es un buen acicate para seguir aprendiendo en los sucesivos escenarios que seguimos pasando. Es como si volviésemos a poner esa película que se quedó en nuestra nostalgia.

Sabemos que estamos aquí para aprender desde que nacemos. Es evidente que algún día tenemos que partir y dejar a nuestra gente querida y que ellos sigan aprendiendo.

Lo importante es haber dejado un pequeño rescoldo para que otras mentes sigan aprendiendo. Sigamos nuestro camino por muy difícil que nos parezca en algún momento.

Todo nos iría mejor si apelamos a esa nostalgia de la memoria.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Son datos oficiales

La cifra de la infancia en riesgo de pobreza y exclusión social, ha pasado de ser un 31,9% al 35,4% en el año 2014.

El índice AROPE, es el índice que mide el riesgo de pobreza a nivel europeo. Es un índice que se aplica a los 27 países o estados integrantes de la Unión Europea. para conseguir un crecimiento inteligente, sostenible e integrador.

Tres factores integran dicho índice.
  • Pobreza: se consideran en riesgo de pobreza a las personas que viven en hogares con una renta inferior al 60% de la renta mediana equivalente.
  • Privación Material Severa (PMS): esta variable o factor que compone el AROPE, trata de concretar la definición de la pobreza más allá de la cantidad de dinero que se ingresa y de profundizar en las implicaciones que tiene la renta. Se puede decir que la PMS agrupa a personas que viven en hogares que no se pueden permitir 4 de los 9 ítems siguientes, seleccionados a nivel europeo. Estos 9 ítems son:  1) pagar el alquiler o una letra, 2) mantener la casa adecuadamente caliente, 3) afrontar gastos imprevistos, 4) una comida de carne, pollo o pescado -o sus equivalentes vegetarianos- , al menos tres veces por semana, 5) pagar unas vacaciones al menos una semana al año, 6) un coche, 7) una lavadora, 8) un televisor en color y 9) un teléfono -fijo o móvil-.
  • Desempleo (población con baja intensidad de trabajo por hogar (BITH). Esta variable comprende la relación entre el número de personas por hogar que están en edad de trabajar y el de las que efectivamente trabajan.
Pues bien, en España el índice AROPE arroja un total de 13.704.003 personas que están en riesgo de pobreza que representan un 29,2% de la población española, según los datos de 2014.

Estos datos se han presentado por la Red Europea de Lucha de Lucha contra la Pobreza (EAPN, siglas en inglés) y representan casi un millón más de personas respecto al año anterior.

Puede ser que en  España los datos  macroeconómicos mejoren, pero las cifras del indicador AROPE empeoran, que son los datos de la microeconomía.

En España la tasa de pobreza se sitúa en 7.961 euros anuales (633,4 euros al mes), lo que indica que somos campeones de un empobrecimiento general de la población, ya que un año antes el indicador fue de 8.114 euros anuales (729 euros mensuales).

Aquí no hay sesgos ni manipulaciones de los gobiernos de turno, aquí lo que tenemos son 13.704.003 personas que están en riesgo de pobreza y exclusión social.

No olvidemos:  son datos oficiales.

viernes, 16 de octubre de 2015

Perdidos

Ha comenzado el 'baile', preparémonos para intentar no perder el paso para no pisar a nadie y sobre todo para nos darnos un traspiés que nos vuelva a dar de bruces con una realidad de continuas quejas.

Sabemos que cuatro años son relativamente pocos, pero cuando nos quitan lo que se ha conseguido a lo largo de muchos años, entonces el 'baile' se convierte en maldito baile.

Empezamos con un: 'esto es una barbaridad' y terminamos con maldecir la última Ley que nos deja sin voz.

Comienza un baile de propuestas, fundamentalmente dirigidas para  la esperanza de unos posibles votantes, que en general -muchos de ellos- están desencantados de la política en general y en determinados políticos en particular.

Me viene a la memoria aquellas palabras sabias de José Luis Sampedro en sus últimos años de su vida en la que decía que estábamos inmersos en un cambio, pero que no sabíamos hacia donde nos llevaba el mismo.

Ahora, a esta sensación la denomino, sencillamente que estamos perdidos.
Las formaciones políticas que se presentarán a las elecciones generales del 20-D, trazarán en primer lugar las líneas maestras en sus programas y más tarde intentarán convencer a los posibles electores de que les voten para -todos o casi todos lo dirán- cambiar y algunos consolidar lo ya hecho.

Obvio es que lo obvio -recordando alguna frase del actual presidente del Gobierno de España cuando dijo: mire usted: un plato es un plato y una taza es una taza.

Pero dejemos esas cosas sin importancia y vayamos al meollo de la cuestión, para no encontrarnos perdidos, ante la posibilidad de poder cambiar el rumbo de la gobernabilidad, para con imaginación y pragmatismo, podamos -como he dicho más arriba- poder cambiar el curso de nuestra historia más reciente y al fin salir de este pozo, en donde la corrupción ha hecho su presencia diaria y ya apenas nos indigna.

Espero y deseo que cuando llegue el momento -quedan apenas poco menos de 65 días- no nos encontremos perdidos.

martes, 13 de octubre de 2015

Se avecina un nuevo tiempo

Los líderes de las formaciones emergentes, Pablo Iglesias y Albert Rivera. / CARLOS ROSILLO / RAÚL CARO (EFE)
Llegarán las Elecciones Generales en menos que canta un gallo y desde luego debemos pensar que se avecina un nuevo tiempo. Si, un nuevo tiempo para quienes nos van a gobernar.

Está claro que desde que celebraron las últimas elecciones europeas, entonces la irrupción de un nuevo partido, sorprendió a propios y extraños.

Me estoy refiriendo a Podemos. En aquellos comicios sacar 9 escaños en el parlamento europeo supuso -políticamente hablando- mucho.

Ello acarreó una reacción de los poderes establecidos económicos y sobre todo los capitales que financian a los medios de comunicación, que se lanzaron con una campaña feroz de ataque a dicha formación que pocas veces se ha visto.

Por otra parte eso facultó a otro 'nuevo' partido -Ciudadanos-,   aunque su origen catalán (2009) y procedente de NNGG del PP, aprovechó  desmarcarse del Partido Popular, para representar una idea de cambio.

Estos dos partidos han hecho que tanto PP como PSOE se pusieran las pilas, pues han visto peligrar el cómodo bipartidismo en que venían instalados y los últimos batacazos en las elecciones de Cataluña del 27-S, les han puesto en estado de alerta.

Así pues, el 21 diciembre de 2015, llegará un nuevo tiempo para gobernar con otros mimbres. Es posible que se llegue a tener que contar con dos 'centros', uno el centro-derecha (Partido Popular y Ciudadanos) y otro el centro-izquierda (PSOE-Podemos).

Según la última encuesta realizada por Metroscopia durante los días 7 y 8 de octubre 2015, parece que los dos partidos 'nuevos' tendrán que ponerse las pilas para arrebatar votos de todas las tendencias, y como dice el presidente de Metroscopia, está por ver (según estos datos) si el ascenso fulgurante de Ciudadanos, es fugaz o será consistente.

No soy amigo de las encuestas, pero sí que podemos intuir que si en las elecciones generales se produce una gran participación como ocurrió en las catalanas, entonces las espadas seguirán estando altas y (siempre pensando en los futuribles), los que nos gobiernen tendrán que tener muy en cuenta el diálogo y pactos de estado para que esta sangría que nos ha producido la crisis, pueda ser salvada con sentido común y en beneficio -que no lo olviden los políticos- de los ciudadanos, aún a pesar de este sistema electoral que tenemos.

Siempre recordaré aquella protesta generalizada del 15-M, en donde se expresó el hartazgo de la gente en general por los abusos del poder político establecido. Ese hartazgo se cristalizó en el inicio de un nuevo partido (Podemos), que desde el 24-M va desinflándose, y ya se consideran un partido transversal, por eso buscarán apoyo de amplios sectores del panorama político, ya que muchos votantes se van trasladando a otras formaciones, como por ejemplo IU.

Otra cosa muy distinta es lo que está sucediendo con Ciudadanos, que desde el 27-S los posibles electores desbancan a Podemos  y según esta encuesta a favor de Ciudadanos, ante un posible empate entre PP y PSOE, sería una formación decisiva para la posible gobernabilidad.

Con la lucha entre estos 'dos centros', se avecina un nuevo tiempo.

jueves, 8 de octubre de 2015

La mano que mece la cuna

Albert Rivera- Ciudadanos
Cuando Rajoy dijo -no en sede parlamentaria- que el 20 diciembre 2015 serán las elecciones generales, ya Moragas había diseñado para su jefe la estrategia a seguir por el Partido Popular.

Mientras, se celebra el 27-S, -unas elecciones de carácter plebiscitario- de una de las CCAA más significativas de esta España que se diseñó con la Constitución del 78, también está manipulada por esa otra entidad que denominamos Europa.

Durante 4 años hemos estado 'gobernados' por un gobierno salido de las urnas el 20-N de 2011. Pero no es del todo cierto.

Con la excusa de la 'crisis 2008', otro 'gobierno' capitaneado por la canciller Ángela Merkel mecía la cuna para adormecer a todos los españoles de las 17 CCAA con una salvaje política de 'recortes'.

Pero no debemos olvidar que lo primero que el Gobierno de España surgido del 20-N fue dictar con su 'hoja de ruta' la gran salvación de la banca privada inyectando 60.000 millones de euros, que muy amablemente nos dio, esa Europa dirigida por Merkel.

Esto hizo que se vaciaran los bolsillos de la mayoría de los ciudadanos y ahora se sigue meciendo la cuna para que nuestros descendientes sigan 'pagando' los desmanes que  unos sinvergüenzas aprovecharon en sus cargos para robar descaradamente los ahorros acumulados durante años.

Ahora estamos con una deuda billonaria que por mucho que nos cuenten no vamos a poder pagar ni nosotros, ni nuestros descendientes, ni los descendientes de los descendientes.

Sabemos que Grecia ha intentado quitarse de en medio esa 'mano que mece la cuna' de los destinos de sus ciudadanos, pero de inmediato les trataron de locos, salirse de Europa y mucho menos intentar una quita de su deuda, que todo el mundo sabe no se puede pagar.

Y así estamos ante el 20-D, en donde las grescas internas de los partidos de izquierda no se ponen de acuerdo y la derecha busca desesperadamente quedarse con los votos de cualquier tendencia para poder seguir con esta locura de la política de los recortes.

En estas, surge una fuerza política, aparentemente nueva desde las cavernas de NNGG del PP, con una posición aparentemente de centro-derecha, en donde enarbolan que tienen las manos limpias.

Yo lo que pido en estos meses (llenos de fiestas y puentes) es que las formaciones que van a presentarse a la elecciones generales ofrezcan y expliquen con detalle y claramente sus respectivos programas y sobre todo tengan la decencia que dichos programas los cumplan aunque noten la presión de la mano que mece la cuna.

jueves, 1 de octubre de 2015

Fracturas



Es evidente que la participación de las elecciones en la C.C.A.A de Cataluña ha sido muy alta. Conseguir más de un 77% de participación, eso no se conseguía desde Adolfo Suárez. 

Con más datos y más serenidad, pasados tres días  de dichos comicios, vemos que  4 de cada 10 catalanes votaron a la coalición Junts pel Sí. Tres de cada diez lo hicieron al PSC y C's  el otros 3 de cada 10 votaron a Cat sí que es Pot, PP, CUP y Unió.

Hay algunas palabras que han estado en boca de los políticos mitineros, como por ejemplo  independentista,plebiscito, nacionalista, derecho a decidir y unidad.

Precisamente el derecho a decidir, cuando se niega, como lo ha hecho el actual Gobierno de España, evidencia que se está negando a decidir por todo lo que significa democracia, que es lo mismo decir que se está negando a decidir el modelo que queremos darnos, tanto político económico y social.

No se puede olvidar que el primer artículo de nuestra Constitución dice que "propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político"

En fin una declaración que se ha denostado en los últimos tiempos. Se veía venir que a Mas se le iba a imputar por hacer aquel referéndum que se atrevió a celebrar y que cortó tajantemente el Tribunal Constitucional.

Unos pueden estar a favor de la independencia y otros lo contrario, pero no olvidemos que unos y otros han azuzado algo que a mi me pone de los nervios y no es otra cosa que la cerrazón tanto de un lado como del otro.

Queda claro que hoy día existen dos cataluñas. En toda convivencia dos no se pelean si uno no quiere. Hay que darse unas normas que tienen que surgir sin ninguna duda por apostar por el diálogo. Tiene que haber posiciones por ambas partes. Sin diálogo no hay posibilidad de llegar va encuentros comunes en beneficio de todos y que servirán para poder convivir sin odio.

Está claro que ha ganado la opción independentista con el 49,7% de votos. La Ley D'Hont ha hecho posible que los soberanistas alcancen 72 escaños, pero no han obtenido más votos que los constitucionalistas.

Así es que Mas tiene un problema y bastante peliagudo para seguir con su proceso de independencia.

Cataluña se ha partido en dos y esa fractura hay que poner unas normas para que no se partan definitivamente. Que yo sepa una fractura es una rotura de hueso, pero en este caso existen muchas fracturas internas de los partidos, tanto de un lado como de otro.

Tienen que demostrar que los verdaderos políticos sirvan o deben servir para mejorar la vida de los ciudadanos a los que gobiernan. Pero si se empeñan en esa fractura,  pueden llegar a transformarse en fragmentos menudos.

Espabilen señores políticos, que la elecciones generales están a un paso y ya hemos tenido unos años con muchas fracturas.