domingo, 22 de mayo de 2011

UNA POLÍTICA APOLÍTICA

Parece una contradicción, pero no lo es.
La política es un medio que sirve para hacer algo para los demás. Es algo que encamina una mirada distinta, para introducir cosas y actos que mejoren la vida de los demás, de la comunidad en la que estamos integrados.
Es algo que sirve para el pueblo, para los ciudadanos y todos se aprovechan de esas realidades que son las pequeñas cosas cotidianas que nos hacen sentir mejor.
Por éso entiendo perfectamente la plataforma surgida por el descontento de las cosas que no están bien hechas, de las cosas que sólo sirven para algunos, no para la mayoría. Entiendo la plataforma llamada M-15.
Tenemos que luchar y no defraudar a los ciudadanos. Por éso hay que conseguir una Ley Electoral para que las listas sean abiertas y con circunscripción única. La obtención de escaños debe de ser proporcional al número de votos.
No quiero votar, como ahora,  personajes que estén imputados por la justicia. Yo quiero también participar en las listas que proponen los partidos. Quiero que mi voto, de verdad sea válido, no borreguil. Quiero democracia. No quiero partitocracia.
Políticos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario