domingo, 10 de diciembre de 2017

El bosque humano



A lo largo de nuestras vidas nos vamos dando cuenta de que cuando llegamos a este mundo no éramos conscientes de ello o posiblemente, no nos acordamos de todo lo que pasamos en nuestros primeros días desde que nos trajeron.

Nos evacuaron de un confortable lugar en donde disponíamos de todo para que pudiéramos crecer y alimentarnos.

Luego llegaron nuestros primeros pasos con la atenta mirada de nuestros progenitores por si tenían que acogernos de nuevo y seguir el aprendizaje.

Más tarde vinieron las enseñanzas en las escuelas y siguieron conduciéndonos por los caminos que ellos creían los correctos.

Entonces nos empezamos a percatar de que había más gente que te veían crecer y madurar.

La existencia está jalonada por el bosque humano que a su vez ha ido creciendo y creciendo para poder seguir viviendo.

En la consecución de nuestras vidas empezamos a sentir y ver abatimientos de algunos árboles de ese bosque que creíamos nos iban a acompañar a lo largo de nuestra vida.

Pero van cayendo y cayendo y aunque a su vez, crecen retoños que nos siguen acompañando, pero ya no nos entienden, posiblemente no nos comprenden.

Lo que creo prioritario es que cada vez que cae abatido un árbol de ese bosque humano, es saber que en su momento supo comprender y abrazarte. Que supo transmitir que a pesar de todos los pesares la vida merece la pena, aunque determinados leños de ese bosque a veces se empeñan en herir y matar antes de que sucumban ellos.

Solamente hay que tener la clarividencia de que la buena gente nos acompaña en nuestra existencia.

El bosque humano.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Palabras y sus significados


  • Vergüenza
  • Podredumbre
  • Pestilencia
  • Fianza
  • Escándalo
  • Gesto
  • Miles de millones de euros
  • Única propiedad
  • Tertulianos
  • Delito
  • Tono exculpatorio
  • Mamandurria
  • Respirar
  • Vivir
  • Morir
  • Deambular
  • Decidir
  • Pena
Son algunas de las palabras y sus significados que de tanto verlas escritas y escucharlas se han diluido y ya apenas no tienen significado.

Acabamos de empezar un nuevo mes, por cierto, el último del año 2017, que me ha proporcionado en general mucha desilusión.

Tengo la sensación de que nos hemos dormido por la ineptitud de los que mueven los hilos de nuestras vidas.

Significados y palabras. Palabras y significados que ya, muchas de ellas dejan de importar.

Quiero que llegue el nuevo año 2018 con la ilusión de encontrar nuevas palabras y sus significados.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Regresar al futuro



Cuando tenía pocos años, estaba convencido de que había otros mundos. Creo que entonces mi convencimiento era por intentar ser diferente y así se fijaran en mí. Supongo que a muchos niños les ha pasado lo mismo, seguramente para intentar ser mayores.

Sostuve durante muchos años que debía de haber otros seres en el espacio sideral que se reflejaban, para mí en las innumerables estrellas que veía en mis noches pensantes y paseantes de mi imaginación.

Hoy día después de haber pasado muchos años de aquello, y viendo lo que veo ahora por estos lares, me entran unas ganas irrefrenables de regresar al futuro.

Si, ese futuro que yo pensaba en aquellas noches y que me alimentaban con libros tan maravillosos como viajes a la luna, al centro de la tierra que me hicieron mella indudable en mi forma de pensar.

Estoy seguro de la existencia de esos mundos en donde es posible que hayan pasado por el futuro al cual yo quiero regresar.

¿Será que el presente está tan corrompido que ya sabemos solo nos queda el futuro?

Espero y deseo que las generaciones venideras tendrán la fortuna de haber descabalgado de este presente y puedan regresar al futuro.

viernes, 24 de noviembre de 2017

La unidad de lo plural



Que yo sepa la unidad de lo plural, como algunos denominan, no demuestra que separar territorios sea lo más adecuado.

El odio a determinadas lenguas de comunicación no demuestra nada más que una obcecación e ignorancia supina.

Suponer que hacemos un bien a nuestros descendientes impidiéndoles que se expresen y comuniquen sus ideas y conocimientos en otras lenguas que aprendieron, es de una falta de inteligencia inmensa.

Cuando alguien me habla en su lengua materna y no consigo entenderle sencillamente, siento mucha tristeza por no haber podido aprender su lengua.

Lo que es imperdonable es que determinadas personas que tienen responsabilidades políticas en cualquier país prohíben que se utilicen otras lenguas en donde todos nos podamos entender.

Es como si alguien intentara en otro lugar de su país que le entendieran solo en un idioma, inglés, francés, portugués, italiano, o cualquier otro, sabiendo que esa persona no habla más que el idioma cervantino.

Ello supondría una temeridad y sobre todo una injusticia en aras del entendimiento.

Digo esto ya que lo que está sucediendo en mi país es que determinados políticos y determinadas instituciones están fomentando el odio a algo tan maravilloso como poder entenderse entre las personas.

Pienso que tenemos algunos dirigentes con una visión muy corta y necia de la realidad. En vez de separar hay que unir.

El español en sus diferentes diferenciaciones en el mundo lo hablamos y escribimos muchos millones en el mundo. Tengo cierta envidia de que el inglés se hable en muchos países, ya que en realidad hablar en ese idioma ha conseguido poder comunicarnos en casi todo el mundo.

Y eso es en realidad, la unidad de lo plural.

lunes, 20 de noviembre de 2017

Machismo



Hoy no quería deslizar mi escritura sobre mi libreta. Tonterías que me ocurren a diario y desde luego en mi caso dejo que se ocupen tranquilamente todos esos programas de comunicación con tintes amarillos que parece ser, hacen las delicias a muchas personas.

Hoy quiero reflexionar sobre algo que me está rondando desde hace mucho tiempo por mi cabeza.

El machismo es algo que llevamos impregnado  los habitantes de este globo terráqueo, por decirlo suavemente, de siempre.

Moverse entre machos alfa dispuestos a perdonar la existencia de la joven, de la novia, de la estudiante, de la que se dedica  a la política, de la aviadora, de la matemática, de la investigadora, de la escritora, de la periodista y así un largo etcétera, como mirando por encima del hombro, es un 'deporte' muy extendido y muy desagradable para las mujeres de esta sociedad.

No dejo de repetir que estos 'varones' se olvidan, en primer lugar, de donde les alumbraron a esta vida, que no han sido otras personas que precisamente, mujeres.

No me gustaría hacer ni siquiera un rasguño a ningún macho por escribir lo que estoy escribiendo.

Queda claro que, a pesar de esta indeseable especie alfa machista, siguen abriendo caminos en la humanidad las mujeres a pesar de todas las estratagemas empleadas por estos machos.

Recordar que todos somos unos inexpertos cuando llegamos a este mundo y que precisamente lo esencial será erradicar este imperdonable machismo.

viernes, 17 de noviembre de 2017

Principiante




Tengo ya esa edad en donde no es necesario decir -cuando me preguntan- la que tengo.

Me dejan el asiento en los transportes públicos (a veces) y  muchas personas en cuanto digo la edad me dicen esa frase ¡pues qué bien se conserva!

A mí lo que me gustan son determinadas conservas de alimentos. Me gusta pensar que soy un principiante en todo o casi todo, en la vida.

Por ejemplo, a las últimas bodas a las que he asistido, lo cierto es que me he sentido un bicho raro.

Aunque pensándolo bien, lo que seguramente me ha sucedido es que mi edad me impide tener esa frescura que siendo más joven sentía que me 'comía el mundo' y lo que me echaran.

Aunque, eso sí, me daba unos estacazos de mucho cuidado.

En algunas de esas bodas he sentido ganas de bailar al compás de la música que ponen, que por cierto algunas melodías me trasladaban a la época del jurásico. Me dicen que todo vuelve.

Entonces ocurre, algún joven se acerca y me dice si quiero sentarme. Y es cuando me sale una especie de enojo por constatar que ya soy mayor.

Y me digo: soy un principiante.

lunes, 13 de noviembre de 2017

Estamos en el año 2008



Todos los días observamos que tenemos alrededor nuestro mucho fraude.

Y digo fraude en casi todos los ámbitos de nuestras vidas.

Hagamos un repaso rápido de algunas noticias en las que de una u otra forma suponen un fraude.

La esencia humana -según mi visión- necesita una urgente actualización en la formación de nuestras próximas generaciones en educación para que avance nuestro país.

Todos los recortes sufridos desde 2010 han sido la peor fórmula para salir de una crisis que comenzara allá por 2008.

Mientras el conjunto de la Unión Europea invierte hoy un 25 % más en I+D que antes del inicio de la crisis, España destina un 10 % menos.

Esto se traduce que en nuestro país no haya recuperado los niveles de inversión que tenía antes del 2008.

Estamos en el año 2008.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Seguimos leyendo



Aunque vivimos en una época en donde se suceden hechos con vertiginosa rapidez de comunicación, seguimos leyendo libros.

Y cuando digo seguimos leyendo libros, me refiero a los libros que podemos tocar, pasar páginas, oler ese olor especial que tienen.

Ya se ha escrito muchas veces que cuando apareció la televisión muchos auspiciaron la muerte de la radio.

Hoy día se constata que la radio sigue muy viva. No, la radio no ha desaparecido, ni mucho menos. Lo que ha ocurrido es que la radio se ha adaptado a lo que los escuchantes demandan. La radio sigue ahí imperturbable.

Cuando aparecieron los primeros libros digitales, también algunos 'profetas' invocaron la desaparición de los libros físicos, que acabarían con la letra impresa en papel.

Suelo ver las ventajas y desventajas en las nuevas tecnologías. Supongo que habrá gustos para todos y seguramente ocurrirá que dichas tecnologías abrirán nuevos caminos como ocurrió con la invención del ferrocarril.

Se observan muchas campañas publicitarias anunciando los libros electrónicos y la prensa digital. Es como si anunciaran que la prensa y libros escritos en papel tuviera sus días contados.

Yo creo que que lo que ocurrirá -que está ocurriendo ya- es que acabarán coexistiendo.

No hay que ser excluyentes ante los avances y por eso pienso que sea con un medio u otro, seguiremos leyendo.

jueves, 2 de noviembre de 2017

No estamos solos



Últimamente os confieso que me atrae la muerte.

Parece que lo que estoy escribiendo es una posible forma de llamar la atención, pero no lo es, ni mucho menos.

Cuando asistimos a un entierro o funeral de alguien que conocimos, suele ocurrir casi todas las veces que presenciamos las mismas o parecidas actitudes de los que concurrimos a ellas.

Las ceremonias a las que se asisten suelen tener las mismas connotaciones ya sea de una religión o de otra e incluso de ninguna.

Es como una reunión para recordar, las más de las veces que nos tenemos que ausentar algún día de este mundo.

Y entonces viene la pregunta casi siempre, incluso aunque se sea ateo. Nos hacemos la misma pregunta ¿cuándo nos vayamos estaremos solos?

En todas las despedidas del que ya se marchó a saber Dios dónde, en ese momento, le solemos acompañar por lo menos los familiares, amigos y conocidos que tuvo durante su vida.

Mi duda surge siempre en estos acontecimientos. Cuando lleguemos, si existe, 'a la otra vida' ¿estaremos solos?

De lo que sí, aquí y ahora estoy medianamente seguro es que cuando nos vamos no estamos solos.

lunes, 30 de octubre de 2017

El verdadero poder



Visto lo visto, creo que hay que aterrizar en este globo terráqueo y 
ser más realistas.

Bajarnos de nuestros móviles, ordenadores y todos los aparatos que nos invaden cada vez más, puede ser una buena orden, que debemos lanzar a nuestro cerebro.

Poder, lo que se dice poder, el verdadero poder, no lo tienen los políticos, tampoco lo tienen las instituciones que dicen nos representan.

Ni siquiera  los que dicen que nos gobiernan.

No, el verdadero poder es la mente de cada cual.

La mente es el verdadero poder que mueve al mundo.

Hemos estado equivocados durante siglos.

No eran los reyes, los dictadores, los presidentes, los políticos.

No, el verdadero poder siempre ha sido la mente.

Ese es y ninguno más el verdadero poder.

jueves, 26 de octubre de 2017

La lámpara que ilumina mis lecturas



Hay días que piensas seriamente que no deberían haber comenzado.

Pero pese a todos los esfuerzos que haces, el día tozudamente continúa.

Entonces te das cuenta de que, aunque tú lo intentes, la única realidad es lo que pasará.

Y así, poco a poco van acaeciendo los acompasados segundos que inexorables se convertirán en minutos y por supuesto esos minutos en horas.

Cuando nos decimos 'así nos va la feria' realmente no sabemos cómo nos va en esa realidad, que es la vida.

Creyendo que soy libre, paseo por el parque más cercano y de repente, me creo que soy el rey del mundo.

Si, efectivamente soy libre para pasear, pero no soy tan libre como para quitarme de la mente los problemas que se me han enquistado. No soy libre.

Como un robot programado por otras mentes surco los senderos del parque absorto en esos problemas que no puedo borrar fácilmente.

Decido entonces esbozar un apunte rápido para intentar olvidar lo que me sigue golpeando en mi cabeza.

Me parece divertido lo que me sucede, aunque en realidad, no veo la gracia por ninguna parte.

Recuerdo -como un fogonazo- que dejé encendida la lámpara que  ilumina mis lecturas y siento necesidad de tener poderes para apagarla desde el parque, solo con mi mente.

El caso es que veo a una pareja en un banco mirándose amarteladamente y de inmediato me digo: la lámpara que ilumina mis lecturas.

lunes, 23 de octubre de 2017

Pobres



En el calvario de las crisis es cuanto más se ahonda en ella, más pobreza engorda en esas crisis.

Si nos fijamos, desde hace relativamente poco la pobreza campa a sus anchas en el mundo, eso sí, tal vez disimulada por una pobreza no tan visible.

La culpa de lo que está sucediendo es ni más ni menos por el ahogamiento sin miramientos, de la buena gente.

La Gran Depresión surgió por los excesos de unos pocos que habían afanado a los sufridos trabajadores que, por un mísero salario, sacaban adelante a una nación por las ganas de salir de su miseria.

Así se llegó a los excesos de una minoría que contagiaba sin compasión salir del agujero en que se encontraban que unos 'listos' se aprovechaban de esa buena gente.

La acumulación por acumular lleva sin remedio al despilfarro, en definitiva, al engaño. Es la minoría la que impone sus reglas.

Lo que seguramente no quieren saber que tanta acumulación de riqueza impide normalmente ver el bosque de la realidad.

Y la realidad no es otra que nos vamos de este mundo sin posible remedio para evitarlo.

Grandes fortunas se han despilfarrado a lo largo de la historia.
Esos son los que yo denomino los auténticos pobres.

jueves, 19 de octubre de 2017

Agenda

Escucho con bastante frecuencia algo que no hace mucho no se oía apenas: agenda.

Ahora todo el mundo apela a la agenda para saber si puede asistir a algún evento.

Enséñame la agenda, le dice una madre a su hijo.

Sí, es normal que todo chaval que esté estudiando tiene que llevar una agenda para que no se le olvide qué tiene que estudiar.

Antes los 'deberes' se hacían y punto y pelota, sin más.

Agenda es eso que se inventaron alguna fábrica de renombrado nombre comercial para poder regalar a los clientes de un banco y que vieran lo bien que se portaban con el impositor.

Echo de menos una Agenda del Miedo. Ir apuntando que debemos dinero al banco, que tenemos que quedar bien con alguien, con alguien que cumple años pera recordarle que se está haciendo viejo.

Agenda para no olvidarnos que tenemos que regalar unas flores para que no nos echen de menos.

Agenda para anotar que tenemos una cita inolvidable con el médico para que nos revise nuestra salud y podamos seguir anotando en dicha agenda.

¿Y para cuándo una Agenda de la Felicidad?

Ya está bien de anotar para sufrir, quiero anotar para no tener que recordar que tenemos que tener una agenda.


lunes, 16 de octubre de 2017

De pantalla en pantalla



Ahora casi todo pasa por una pantalla, son las ventanas en donde podemos sorprendernos de muchas cosas que suceden.

Pero no solo es una pantalla, son varias de diferentes tamaños.

Pantalla de TV, de móvil, de ordenador y otros plasmas que nos indican cosas a una velocidad de vértigo.

Y luego están, además, las pantallas que algunos denominan múltiples pero que en realidad son una misma dividida en varias pantallas o recuadros que nos informan de esas cosas que están sucediendo a la vez.

Esto es locura pura.

Así nos creemos hechos fugaces y cuya rapidez en realidad, es una deformación de la verdad.

Si esto no fuera poco, que lo es, tenemos la manía de ver una pantalla y hablar o escribir sobre otro asunto que estemos tratando.

Así difícilmente se pueden tomar decisiones sopesadas convenientemente para que sean las adecuadas.

Pero bien es verdad que esto que estoy escribiendo ahora, dentro de poco ya no servirá de nada pues estaré absorto de lo que ocurra en el mundo, yendo de pantalla en pantalla.

miércoles, 11 de octubre de 2017

A propósito



A propósito de la vida y la muerte, siempre me acuerdo de una calle de mi Segovia natal, Calle de la Muerte y Vida.

Cuando llega el 1 de noviembre de cada año ( ya queda menos), muchas personas van a visitar los cementerios para recordar a los que nos precedieron en la vida.

La Muerte ya es otra otra cosa, es una gran incógnita, aunque para algunos sea la otra Vida.

Viene a cuento esta reflexión que estoy escribiendo ahora por aquello de acordarnos de nuestros seres queridos.

No necesitamos ninguna memoria especial, solo necesitamos una memoria limpia sin avatares políticos, que por cierto, siempre ensucian cualquier memoria.

Reivindico que dejen acordarme lo que mi mente siempre recuerda, sea bueno, sea malo, sea regular, incluso indiferente, pero son mis recuerdos.

Quiero que mi memoria sea mía, mi memoria.

Solo pido a la buena gente que no se meta en camisa de once varas, y así seré yo -como creo que he sido siempre- respetuoso con las memorias de los demás. Pues eso.

A propósito.

viernes, 6 de octubre de 2017

Demasiado cómodo



Me parece demasiado cómodo decir que los que no son como nosotros no son los adecuados para llevar una casa, una tienda, un automóvil, una bicicleta, una bolsa o carro de la compra, en definitiva, una forma de relacionarnos con los demás, como si los demás fueran distintos a nosotros.

Demasiado cómodo.

Es como si entráramos en un local público en donde hay mucho ruido y nos pusiéramos a gritar para indicar que se quite el ruido estrepitoso. Sería una estupidez o algo parecido.

Si escribes y algo no gusta a determinados lectores, no quiere decir que me estén diciendo que deje de escribir, sencillamente es que no les gusta lo que expreso en mi escritura pero, no por eso, tienen que acallar a todas las personas que son escritoras.

Demasiado cómodo tachar a todos de la misma forma que tachamos cada uno de nosotros a los que no nos gustan lo que dicen y escriben y, por eso precisamente no estamos indicando que no nos gusta la humanidad, sencillamente es que determinadas personas no nos gustan.

¿Es que los 'otros' no tienen derecho a escoger a quienes prefieran?

Todos estamos en el mismo barco de la vida que como todo el mundo sabe, es llegar al final de la misma lo mejor posible. Destino, por cierto, que pocos se atreven a discutir.

Cuando estoy haciendo un dibujo, un óleo, una acuarela o simplemente estoy pensando en cómo puedo expresar mejor lo que siento, no se me ocurre hacer caso a quien me vea esbozar los primeros trazos y que me diga: eso no me gusta, no lo hagas.

Y yo me atrevo a preguntar: ¿y tú cómo lo harías?

Demasiado cómodo.

lunes, 2 de octubre de 2017

Decir la verdad



Difícil cuestión que planteo en mi reflexión: decir la verdad.

Este blog en el subtitulo reza: "Aprendiz de la vida. Busco la verdad". Esa fue la idea inicial cuando comencé esta andadura de expresar lo que pensaba y cómo veía, desde mi prisma, la vida.

Ahora ha llegado el momento de decir la verdad.

Si todos los que componemos una sociedad dijéramos siempre la verdad, quizá el mundo iría un poco mejor.

Cuando nos enfrentamos a las adversidades que encontramos en nuestras vidas, seguramente no tenemos en cuenta dichas adversidades que les ocurren a los demás y creemos por tanto que solo son nuestras.

Creo que cuanta más verdad digamos, expresemos o comuniquemos a nuestra gente, mejor estaremos indicando el camino para sembrar un buen hacer con nuestros semejantes.

Quizás, es muy posible que si escucháramos con atención lo que nos están diciendo la verdad, no tendríamos más remedio que seguir el ejemplo, y mejor nos iría a todos.

Pero no, nos encasillamos en nuestras mentiras que a base de repetirlas nos acabamos creyendo que son ciertas.

Intentemos que la próxima vez pensemos que es mejor decir la verdad. 

viernes, 29 de septiembre de 2017

Identidad



Me preocupa la sin razón de las cosas que ocurren.

Los 'gurús' de todo tipo siempre suelen ocultar la realidad que va a suceder, sencillamente porque se basan, las más de las veces en las cosas o hechos que han sucedido, y extrapolan alegremente con unas fórmulas matemáticas que se empeñan en demostrar algo que tozudamente se produce.

Lo que sí deberían estos averiguadores del futuro es saber que tienen los pies en este terruño.

¿Cómo se puede ir diluyendo tanto a las ideas para llegar exclusivamente a lo que al poder le interesa?

Y me apresuro a escribir que no me refiero al poder de los gobiernos que campan en nuestras vidas a sus anchas, que también, me refiero a que ese poder les importa un bledo, hacen sufrir a su antojo para su beneficio personal.

Debemos pensar un poco, solo un poco y preguntarnos para qué sirve tanta parafernalia que nos hacen creer, si en definitiva, nos merece la pena tener una identidad.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Comunicar



Habrá que analizar eso de comunicarse sin ni siquiera saber como respira el interlocutor.

¿Acaso una foto del 'perfil' y poco más ya nos atrevemos a ser 'amigos' y darnos 'besos' y 'abrazos', eso sí, virtuales?

Creo que podemos ser imaginativos sin duda alguna, pero eso quizá es una presunción hacia una especie de vacío sin poder llegar a sentir la personalidad que todos llevamos.

Comunicar es algo más que creernos un 'me gusta', un 'me encanta', un 'gracias', un 'lágrimas' y 'enfados', mediante esos emoticonos que nos presentan los que manejan la mayor red de negocio que es sin duda lo que hemos denominado redes sociales.

Redes, desde luego, pero ¿sociales? ¿Qué sociedad es esta que nos creemos que somos los mejores, los peores o los del montón?

Tenemos que ser inteligentes ante la 'inteligencia' que nos han impuesto.

¿Qué pasaría si todos los millones de relaciones virtuales de repente dejaran de existir? ¿Seríamos capaces de tener amigos de verdad? Simplemente lo dudo. ¿Estamos haciendo lo correcto?

Visto lo visto esto que hacemos no es comunicar.

viernes, 22 de septiembre de 2017

Soberanía



Seguimos enfrascados en la más absoluta impunidad para cualquier caso de corrupción. Pero lo más peligroso para el ser humano es el miedo.

El miedo que saben instalar los que de verdad gobiernan en el mundo, esos son los culpables de todo lo que nos ha estado ocurriendo a lo largo de siglos de existencia.

Sea la época que sea siempre han conseguido los que como digo manejan y han manejado los hilos de la humanidad.

Son los únicos responsables de esta especie de paranoia en que nos hacen creer. La supervivencia del ser humano es lo que siempre está en juego...para los intereses...los intereses de esos pocos que que dirigen este mundo.

Siempre se han usado los términos de soberanía, de no perder la soberanía.

¿De qué soberanía hablamos? ¿No será la soberanía de esos pocos que dirigen el cotarro?

Será que el cotarro está alborotado.

O será cuestión de soberanía.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Clic



Busco a la desesperada algún método inequívoco para cambiar la forma de afrontar la vida.

Con tanta aceleración que nos colocan cada segundo según la paranoia de algunas personas que rigen los destinos de este globo terráqueo, quiero intentar encontrar un botón en cualquier artilugio de los que usamos diariamente para poder escapar de esta inmundicia que nos invade.

Quisiera encontrar ese clic liberador, que sin duda estoy buscando, pero mientras mi refugio ha sido principalmente la lectura, pero no encuentro ese botón al cual me he referido más arriba.

El otro día -siempre hay alguno- me encontré a un conocido que hacia mucho tiempo no veía, sin duda alguna porque vivimos en ciudades distintas y distantes.

Y después de los saludos pertinentes nos tomamos un reparador café sentados tranquilamente en una de las terrazas de las que abundan en esta ciudad llamada Madrid.

Recordamos lo que hicimos cuando incluso trabajábamos en el mismo sitio y cómo no, nos preguntamos qué hubiera ocurrido en nuestras vidas de haber o no haber hecho lo que hicimos en aquellos momentos.

Trabajos, aficiones, amores, en fin cosas normales. Llegado a este punto le dije que qué pensaría si de momento tuviéramos la posibilidad de dar a un botón y poder cambiar nuestras vidas desde un momento determinado y ver ahora los resultados de esos cambios.

Se quedó pensando un momento -que a mí me pareció intenso- y me contestó: 

- ¡Que pena no tener ese botón!

Pues eso. Clic.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Sí, no, quizá



Lo cierto es que tenemos una herramienta para comunicarnos que es magnífica.

Cuando no tenemos ningún problema (aparentemente) empleamos un categórico a alguna cuestión que se nos plantea.

Pero nos cuidamos mucho de responder a otros asuntos que nos formulen y no tenemos esa seguridad a la que anteriormente me he referido, entonces es muy probable que respondamos con una palabra, con una palabra que cuando menos es ambigua y no es otra que quizá, y dejamos al libre albedrío al otro para que decida por nosotros.

Con esta palabra quizá sea una especie de puerta entreabierta.

Cuando en la respuestas no queremos tener líos con el interlocutor entonces decidimos dejar la posibilidad (incluso de retomar) en algún punto que nos interese para al final, (es posible) apostillar con un no, que puede llegar a ser definitivo.

Esto es como cuando aprendía en la escuela la geometría y nos enseñaban que un triángulo equilátero es un polígono regular con tres lados iguales y sus tres vértices también.

Si nos encontráramos en el interior y nos moviéramos de un vértice a otro y suponiendo que cada vértice es un , un no y un quizá, estamos moviéndonos de un lado a otro según nos pueda convenir.

Sí,no,quizá. Quizá, no, sí. Sí, no, quizá.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Hablar de lo tuyo



Para  apandar  lo ajeno o mejor dicho ser un excelente apropiador del dinero público, que es el nuestro, lo primero, hay que hablar es de lo tuyo para que lo nuestro, sea verdaderamente nuestro.

Así funcionan los 'coleguis' esos que estudiaron juntos y  eran compañeros de pupitre.

- Oye Nacho, a ver si quedamos un día a comer y hablamos de lo mío.

- Si, así hablamos de lo nuestro.

- Pero que no se entere el populacho que luego se cabrea.

- Es cierto, que les hemos afanado a los que como contribuyentes que son, y acaban esperando esa ayuda del Estado para la dependencia, o se apuntan  a las listas interminables para una operación en un hospital público.

- Y también es cierto que acaban muriendo esperando esa ayuda que les concedimos a la dependencia pero no han podido disfrutar, pues han fallecido antes, pobres.

Pues eso, ¿qué tal si empezamos a hablar de lo nuestro y dejamos para otro momento el hablar de lo tuyo?

viernes, 8 de septiembre de 2017

7.000


Gernika-Lumo (Bizkaia). Bombardeo del 26 de abril de 1937
7.000 no es un número mágico. Quienes me conocen saben que me gusta 'jugar' con los números.

Por ejemplo 1.937 => 1+9+3+7= 20=>2+0=2.

7.000=>7+0+0+0=7.

Algunos os puede parecer elucubraciones de mis neuronas.

Pero 94=>9+4=13=>1+3=4.

80=>8+0=8.

2.017=>2+0+1+7=10=>1+0=1.

75=>7+5=12=>1+2=3.

57=>5+7=12=>1+2=3.

26=>2+6=8.

Si sumamos los resultados de cada número anterior, esto es: 2+7+4+8+1+3+3+8= 36, que es el año en que comenzó nuestra guerra civil.

Pero algo tienen que ver estos números entre sí.

  • 1.937 fue el año del bombardeo que hace 80 años se producía en la villa vizcaína de Gernika.
  • 2.017 es el año en donde se produce un abrazo con un superviviente de aquel bombardeo que ahora tiene 94 años.
  • Ese abrazo se produce por dos descendientes de alemanes uno de 75 y otro de 57 años.
  • Ese abrazo que se dieron los tres representa la reconciliación.
  • 7.000 fueron las bombas que durante más de 3 horas un lunes, día de mercado en Gernika lanzaron sobre la villa un 26 de abril de 1.937.
Fueron muchas bombas: según calcularon: 7.000

lunes, 4 de septiembre de 2017

Responsabilidad



Parece como si nos escaqueáramos de nuestras responsabilidades, si es lo que significa esa hermosa palabra: (*)responsabilidad.

¿Qué es lo que significa responsabilidad? Ardua tarea meterme en este jardín.

La responsabilidad, así en general, en realidad es muy abstracta, incluso puede ser que no exista y si existe a qué temas y hechos nos referimos cuando alguien dice; 'no es mi responsabilidad'

Cuando decimos esa frase ya sabemos que la responsabilidad es del otro. Del otro yo. Para empezar.

No queremos que se nos señale que la responsabilidad -la que sea- sea nuestra, siempre pensamos que es de otro, no nuestra.

En realidad somos rebeldes de nuestra propia existencia. 

Queremos que no nos molesten, pero no somos observadores de lo que nosotros podemos molestar y por ello, o a pesar de ello, siempre suele ser la responsabilidad de tu otro yo o si me apuran mis descabelladas neuronas, la responsabilidad es del otro que tengamos más a mano.

Por si acaso estoy escribiendo cosas inconexas os diré, mejor dicho, os confieso que según me estoy tomando pausadamente una copa de vino, lamento que esta sociedad en la que estamos inmersos sea una sociedad en la que se instaló la mentira.

Entonces permitidme: para qué la responsabilidad.
________________________________
(*) Capacidad existente en todo sujeto activo de derecho para recono-cer y aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente.

viernes, 1 de septiembre de 2017

No es normal



Solo pensar que estamos en manos de gente sin escrúpulos, de verdad, es que me pone enfermo. Triste. Me parece que todo lo que nos está sucediendo es anormal.

Que los responsables de las empresas públicas, es decir sostenidas por los Presupuestos Generales del Estado, esto es del dinero recaudado de los impuestos que pagamos, es cuando menos, anormal.

Que dichos responsables de esas empresas e instituciones públicas las utilicen de forma sistemática para forrarse personalmente, no es normal.

Ya no podemos distinguir qué es lo que funciona con transparencia y qué es lo que no funciona, esto es lo que revierte solo para la economía particular con el dinero que aportamos todos los que pagamos nuestros impuestos.

Ya solo veo escrito negro sobre blanco temas en que predomina un color, el negro.

No es normal.

lunes, 28 de agosto de 2017

Siete años



Se dice pronto, pero han pasado siete años. Siete años tirados al olvido.

Olvido que se ha traducido en 320.000 muertes en esta guerra de Siria.

Esta espiral de horror parece no terminar.

Es como si no quisieran ver la luz de esa paz que no quieren que llegue.

Antes del inicio de dicha guerra había 22 millones de habitantes.

La mitad de esa población han dejado sus hogares, sus empleos, sus enseres, sus pertenencias, sus vidas en definitiva y están mendigando que les sean concedidos asilo en otros países.

Algunos han ido a Alemania y Suecia. Otros han optado ¿optado? por intentar vivir en Líbano, Jordania y Turquía.

No podemos ni debemos olvidar que hay más de 13 millones de personas en Siria que apenas tienen asistencia sanitaria y alimentación básica.

Y luego están  5 millones de sirios atrapados en las zonas de combate.

Todo este desastre, todo este éxodo de población civil, desde la II Guerra Mundial -según datos de las Naciones Unidas- solo una quinta parte de la población vive por encima del umbral de la pobreza.

Qué vergüenza siento de pertenecer al género humano.

¿Seguiremos así otros siete años más?

Se dice pronto, siete años.

viernes, 25 de agosto de 2017

Novela negra



Cuando veo en algún medio decir que nadie sabía lo que pasaba en algún partido político no tengo más remedio que decir que desde que se sancionó la Constitución del 78, que se dijo entonces era una de las más progresistas, no puedo por menos, insisto, en pensar que estamos en una continua novela negra.

Sabemos que las 'tramas' de la corrupción han tocado y tocan a muchos, pero ¿cuanto más sabemos?

Y de los protagonistas que invocan que ellas y ellos no sabían nada, y en algunos casos que ellos y ellas 'destaparon' desde sus propios partidos la corrupción, más está presente la novela negra.

La novela negra tiene un aliciente (o muchos) y es que hasta el final piensas que el protagonista puede ser el conocedor del final de dicha novela.

Pero creo que en estos casos a los que hago referencia, las y los protagonistas saben todo lo que saben pero además no sueltan ni un euro. Digamos el dinero negro.

Novela negra.




lunes, 21 de agosto de 2017

Es jodido




No sé si contar a toda mi buena gente que todavía lee mis reflexiones, que no cabe la menor duda que es jodido  cumplir años (aunque esta afirmación no es mía) ya que siempre está la duda de si has cumplido uno más o uno menos. Eso va dirigido a determinadas personas.

El calor humano es a veces Un poco raro y  me pone de los nervios cuando me dicen: estás muy bien. 

Creo que estar muy bien es seguramente otra cosa.

Envejecer es un hecho que no tiene que ser excluyente, es algo normal que una persona que denominamos joven, valga la redundancia, sea joven en algún momento y que en empiece a envejecer. Es algo natural, es algo que pienso y digo.

Las personas que empiezan a decirte que ya no tienes aquella 'chispa' que tenías en tus años mozos, solo entonces tenemos que ver cómo se transforma esa forma de ver al 'otro', al que creíamos que era una persona estupenda, alegre, divertida y con esa fuerza que da la vida cuando eres joven.

Ya no sé muy bien qué es lo que queremos reinvidicar a estas alturas.

¿Alturas? Creo que hemos caído a lo más bajo. Pero eso es otra historia.

Es jodido 

lunes, 14 de agosto de 2017

Entender al otro



No sé por qué nos empeñamos en no entender al otro. Parecemos que somos pura ficción y no, no somos ficción, somos sumas de realidades.

Lo que suele ocurrir es que la realidad a veces es tan cruda, tan verdad, que nos inventamos alguna ficción. Lo que seguramente quisiéramos protagonizar como si lo que hiciéramos fuera real.

La vida que denominados cotidiana, la que nos sucede a la mayoría de los mortales no es como la de algunas personas que pensamos son importantes porque tienen objetos y dinero abundantes y creemos que eso es lo prioritario en la vida.

Han triunfado -decimos- tienen de todo, casas, coches, aviones privados, muchas personas a su servicio, etcétera.

Entonces nos damos cuenta que no podemos compararnos con ellas, además,  intuyo no sería ético.

Tenemos que situarnos en un mismo plano. Pienso que existen las publicaciones llamadas 'rosa' en donde insertan grandes fotos y textos para que envidiemos a los 'famosos'

Generalmente viven muy bien -o eso nos hacen creer- pero yo creo que no pueden caminar por cualquier calle sin que sean reconocidos.

Esa es la libertad que tenemos los que no poseemos 'fama' ni grandes fortunas.

Por eso, tenemos que hacer constantemente ejercicios para poder entender al otro.

viernes, 11 de agosto de 2017

Es inútil



Da lo mismo el día en que esto escribo, esta reflexión que describo da igual la fecha en que la ponga negro sobre blanco.

Es inútil que mi cerebro rebusque, se pregunte y se repregunte. Da lo mismo. Es inútil.

Tarde o temprano alguien también se preguntará por lo que sea, da lo mismo.

Te darás cuenta que careces de una respuesta, pausada, pensada, calibrada.

Escucho a lo lejos una conversación sobre algo que ni me interesa. 

No puedo pensar. No sé qué está pasando.

La gente ya no se detiene a conversar sobre lo divino y lo humano.

Me da la sensación de que ya nadie piensa, que no están en este mundo.

Tarde o temprano ocurrirá que ni siquiera el vecino que te encuentras en el portal de tu casa no te conocerá. Seremos invisibles.

Han conseguido atraparnos en la ignorancia que hemos ido adquiriendo paulatinamente, lentamente como si estuviéramos viendo cómo se tuesta una barra de pan que antaño era una alegría compartirla.

Hago caso omiso de mis pensamientos. No encuentro respuestas.

Es inútil.

lunes, 7 de agosto de 2017

Entre tú y yo




Me desperté sobresaltado y con los típicos latidos intensos en las sienes. El corazón queriendo salir del pecho.

En la dichosa pesadilla, estaba a punto de resbalar por una cornisa de una montaña con un precipicio de vértigo.

Ya estaba a punto de soltarme cuando sucedió algo maravilloso.

Te vi sonriente alargando tu mano fuerte y a la vez suave y tiraste con fuerza para elevarme entre las nubes.

Eran 'mis nubes' que muchas veces había pintado como queriendo explorar el espacio sin ningún artilugio.

Supe entonces que durante tiempo había estado pintando lo que creía haber perdido.

De repente me di cuenta que era algo solo entre tú y yo.

jueves, 3 de agosto de 2017

Me gustaría decir



Olvidándome de cosas que en mi pasado no me gustó decir, ahora pienso que me gustaría decir que cuando llega el verano me viene a la memoria aquellas zambullidas que nos dábamos en aquella poza salvaje y llena de alegría y ver como las gotas del agua te salpicaban en tu cuerpo.

Me gustaría recordar aquellas risas atronadoras que retumbaban en los árboles que nos acompañaban con ese olor a resina que nos embriagaba.

Entonces solo nos mirábamos muy atentamente para ver si nuestras miradas eran limpias para no ensombrecer el radiante sol que nos acunaba en el lecho verde.

Me gustaría decir que aquellos momentos fueron tan especiales que los quiero revivir en esa película proyectada en esa pantalla que entonces era muy blanca, y ahora se me antoja amarillenta y que tú me sigas regalando algún rayo de sol de aquellos momentos que no supe atrapar.

Me gustaría decir que, en mi pantalla, aún veo aquellas briznas de agua y sol que quedaban en tu pelo y que tanto admiraba. 

Mi memoria  se vuelve gris.

Me gustaría decir.

lunes, 31 de julio de 2017

Aparatos inteligentes



Ahora solo sabemos que tenemos (mejor dicho, nos rodean y ofrecen) aparatos 'inteligentes'.


Esos aparatos que necesitan unos componentes que se extraen de la naturaleza, de esa naturaleza que cada vez desprecian más algunas personas.

Parece ser que en Róterdam (el Ayuntamiento de esa ciudad holandesa) ha implantado semáforos 'inteligentes' en los 'carril bici' con sensores de temperatura por infrarrojos.

Estos sensores detectan el grado de calor que producen el número de bicicletas que se aproximan.

Esta 'nueva vida' -mejor prefiero decir esta nueva era de los 'aparatos inteligentes'- nos están haciendo 'dormir' determinadas zonas de nuestro cerebro.

Tengo la sensación cada vez más fuerte, más intensa, de que estamos creando un mundo tan virtual que solo tendremos robots creados por las últimas mentes con ideas verdaderamente inteligentes.

Es decir me temo que las ideas brillantes tan innovadoras que acontecieron no hace mucho, se vayan apagando. No quiero que penséis que no amo el progreso, lo amo y mucho pero el desarrollo del cerebro apoyado cada vez más con esos robots, puede ser que dicho cerebro ya yo tenga esa 'necesidad' de dar pasos gigantes de ideas que en su día alumbraron grandes pensadores.

En realidad echo en falta esos grandes pensadores para que no solo nos apoyemos en aparatos inteligentes.

jueves, 27 de julio de 2017

Estabilidad


Una de las cosas que me enfadan es cuando cualquier persona asevera que va a realizar algo concreto y luego hace lo contrario.

Tener claras las ideas de lo que hay que hacer en la vida facilita el poder cumplirlas

Si alguien pregona que necesita estabilidad para poder agotar una legislatura no puede estar continuamente esperando y confiando en que la ciudadanía soporte cualquier derrota parlamentaria.

Algunos políticos quieren echar la culpa a los ciudadanos.

Cuando un dirigente lanza por su boca "no se puede jugar con las cosas que afectan al crédito de tu país para castigar al Gobierno".

Esto es tanto como decir: 'queridos ciudadanos arreglen ustedes los problemas que plantean a un Gobierno'.

Eso significa que cuando no hay mayoría parlamentaria, hay que negociar con las demás fuerzas que componen el Parlamento y eso es dialogar intrínsecamente básico por cierto, en un sistema democrático.

Pero cuando ocurren estas cosas se supone que hay que trabajar y eso a muchos políticos les cuesta muchísimo.

Así es que cuando un político no hace lo que tiene que hacer echa la culpa a la falta de estabilidad.

lunes, 24 de julio de 2017

Recuperación y pobreza



Si, es probable que a estas alturas de mi vida me sienta atraído por la dicotomía. Me refiero a la dicotomía de las palabras.

Hoy me voy a referir a dos palabras concretas: pobreza y recuperación.

Siempre he creído que cuando un país es muy pobre la recuperación para que sea menos pobre resulta que el proceso es contradictorio.

Una buena recuperación no tiene necesariamente que crear menos pobreza.

El problema que detecto es que estas palabras convenientemente empleadas en informes y discursos, no siempre cuadran con la realidad.

Parece ser que la realidad es muy tozuda y se empeña en demostrar que a mayor recuperación no conlleva menor pobreza, y queda bastante claro que la ecuación de equilibrio entre las dos realidades, el sistema capitalista demuestra que los que acumulan más riqueza suelen ser a costa de hacer más pobres a los pobres. Esto implica que a mayor recuperación se traduce en mayor pobreza.

¿Y porqué ocurre esto? Pues, aunque parezca mentira es por la devaluación salarial.

Vemos que a lo largo de muchos años nos han esquilmado (léase robado) por diversos métodos que todo el mundo conoce. Además de este robo de dinero público se produce un robo 'silencioso' que no es otro que la devaluación salarial continuada.

Con esta simple reflexión podemos llegar a esta terrible conclusión sobre la realidad que padecemos sobre la recuperación y pobreza.

viernes, 21 de julio de 2017

La levedad de la caricia en un cristal



Creo que tenemos una adicción muy generalizada incluso cuando estamos con nuestras amistades tomando algo o sencillamente hablando animadamente. Lo he observado muchas veces.

Ya sean dos, tres, cuatro o más personas, casi automáticamente sacamos nuestros móviles y empezamos a acariciar esos cristales líquidos y entonces ocurre todo lo contrario a la comunicación humana. Nadie habla con nadie, todas acarician.

No quiero decir que el progreso sea nocivo, estoy queriendo expresar que no podemos abocarnos en esa adicción que estoy indicando.

Acariciando el dichoso cristal (en este caso del teléfono móvil) no se hacen (mejor dicho) no se conservan las amistades, más bien se diluyen. Pasan a otro plano.

Al final notamos que vamos por un camino tan tecnológico que seguramente acabaremos con lo más preciado que tenemos los seres humanos: la comunicación personal, no la virtual.

¿Es bueno tener 'amigos', muchos 'amigos' en las llamadas redes sociales?

Me atrevo a decir que es cierto, que con dichas redes sociales he llegado a conocer a personas que yo denomino buena gente, pero no me gusta que podamos llegar a perder una de las cosas más interesantes de los seres humanos, la comunicación personal, por culpa de la levedad de una caricia en un cristal.

lunes, 17 de julio de 2017

No sé si se acabarán

 

Es cierto que en esta etapa de hiperconectividad nos estamos diluyendo como si solo fuera prioritario estar pendientes de un teléfono celular, de un ordenador, en definitiva de una pantalla en donde pulsar unos emoticonos.

Estas representaciones aluden a estados de ánimo de actitudes para el ego de cada cual.

Ya sé que se puede comentar y compartir lo que 'nuestros amigos' nos dejan en la pantalla correspondiente.

Lo que creo es que estamos en general experimentando es que con tanta hiperconectividad dejamos de disfrutar de una puesta de sol, ver llover e incluso observar una pequeña flor incrustada en un repliegue de un adoquín.

Es posible que estéis pensando que es bueno tener un celular para comunicarnos y poder hablar o escribir a nuestros familiares, pero seguramente esta hiperconectividad nos puede llevar a un distanciamiento paulatino y al final de una cierta incomunicación.

Con esta reflexión que estoy haciendo quiero llegar a una conclusión que no me gustaría se aposentara en nuestras vidas. La memoria es muy importante.

El otro día vi (de pura casualidad) a una persona que desde hacía por lo menos 15 años no tenía noticias. Nos encontramos en una calle muy concurrida de Madrid. Los dos nos quedamos parados al vernos y los dos abrimos nuestros brazos y nos fundimos en un gran abrazo.

Pues esa es mi conclusión de esta reflexión. Tanta pantalla, tanta hiperconectividad.

Ese abrazo que nos dimos fue muy real y ahora pienso que esos abrazos no sé si se acabarán.