lunes, 24 de septiembre de 2018

Me gusta escribir y pintar




Óleo realizado en 1971

Me gusta escribir y pintar.

¿Por qué me gusta? No lo sé, pero me gusta.

Indago el porqué de ello y de entrada me encuentro con una respuesta muy simple.

Y es que una cosa no excluye a la otra, y viceversa. 

Pienso inexorablemente que ambas están relacionadas.

Es más, sigo pensando en el tema y llego a una primera conclusión y no es otra que en esta vida -tan rápida que nos ha tocado vivir- que son ráfagas instantáneas que a veces no podemos disfrutar plenamente, como por ejemplo visualizar una puesta de sol.

¿Cuándo esa puesta de sol es más preciada?

Mi respuesta, me gusta escribir y pintar.

lunes, 17 de septiembre de 2018

Tengo suerte



Cuando vas repasando momentos de tu vida que consideras de alguna importancia veo que en general, he tenido suerte.

Pero no es el concepto de suerte ese que encadena los sucesos que  acaecieron  casual o fortuitamente.

No, no me refiero a cosas y hechos concretos, que también. He nacido en el seno de una familia numerosa y soy el último de seis hermanos.

Siempre me han dicho que yo sería el mimado de los hermanos, y sí, no lo niego.

Pero quizá, solo quizá esa circunstancia me hizo ver y sentir lo importante que es la familia.

En mi mente -a mis recién cumplidos 16 años*- tuve la dicha de tener una madre y hermanos maravillosos que supieron llenar adecuadamente el vacío que me produjo el fallecimiento de mi padre.

Por todo esto que estoy escribiendo y por muchas cosas más, he tenido suerte de tener a mi alrededor una familia que siempre me han querido a rabiar.

Por todo ello y sin lugar a dudas, tengo suerte.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Nota:* Ahora tengo 76

lunes, 10 de septiembre de 2018

Evolución

No sé si las palabras se regeneran, pero lo que veo claro es que repasando la historia de Europa me dan escalofríos solo con pensar en la cantidad de hechos que han acontecido.

Pero los grandes cambios, la mayoría de ellos, se han desarrollado en grandes espacios de tiempo.

¡Ay, esa variable llamada tiempo, que no podemos domar a nuestro gusto!

El curso de la historia, cuando podemos contemplar con perspectiva y no en 'caliente' nos informa fehacientemente que nada es del todo blanco, ni nada es del todo negro.

Los que vivimos ahora en estos momentos podemos recordar hechos muy recientes pero, cuanto más recientes sean más nos pueden criticar los que no estén de acuerdo en lo que afirmemos. 

Lógico.

Parece ser que en general la sociedad se está despertando ante una situación que parece bastante clara y no es otra que el patriarcado se va desvaneciendo, va afortunadamente dando paso a la sensatez del matriarcado.

Pero se me dirá que me contradigo en lo que antes he dicho: nada es del todo blanco, ni nada es del todo negro.

Pero en realidad acabaremos por solucionarlo que el patriarcado vaya cediendo al matriarcado con una nueva evolución.

lunes, 3 de septiembre de 2018

La patria en las maletas



Patria, esa palabra que suena y se llena la boca cuando queremos hacer hincapié, en principio, con nuestra actitud inequívoca de aseverar, entre otras cosas, el 'terruño' en donde hemos nacido y vivido.

Es lo que, habitualmente, lo enarbolamos con orgullo.

La mayoría de las personas que han tenido que marcharse a otros lugares o países para, fundamentalmente, trabajar y han encontrado un lugar que les han acogido, han encontrado su 'patria'

Y luego están los 'correcaminos', de sitio en sitio, lugar y lugar, que se han ido salpicando con diferentes trabajos.

Eso que acabo de denominar 'correcaminos', en sus maletas de todos los lugares por los que han trabajado o probado suerte, han pasado por diferentes 'patrias'.

Pues bien, eso es lo que yo denomino personas con la patria en las maletas.