lunes, 27 de junio de 2011

LA OTRA VIA

Le movimiento 15-M, entre otras cosas, plantea que el AJUSTE (RECORTES), se efectúe con una reglas mínimas: AUDITORIAS DE LA DEUDA PUBLICA.
¿Por qué no efectuar una transparencia pública de nuestra DEUDA?
¿Por qué los ciudadanos no sabemos nada de la composición de nuestras DEUDAS?
Dicho movimiento plantea analizar el origen y composición de la Deuda Pública de un país, con el fin de determinar si es "ilegítima" u "odiosa".
Ellos dicen que " se trata de un derecho democrático esencial como es el derecho a la información pública, además de una apuesta decidida por la participación y movilización ciudadana en las cuestiones de estado; es, en definitiva, un instrumento de control de la transparencia y la conducta democrática de los poderes públicos".
Así pues el estudio de la DEUDA de un país se debe de (al menos) saber lo siguiente:

  1. Contexto histórico y social.
  2. Quien contrajo los créditos (con nombres y apellidos)
  3. Quienes fueron los acreedores (con nombres y apellidos).
  4. Cómo se comportaron.
  5. Destino de los recursos.
  6. Las disposiciones de los contratos.
  7. Evolución de las tasas de interés.
  8. Porcentaje del presupuesto público y del PIB dedicado al pago de la deuda.
  9. Políticas de privatización realizadas.
  10. Relación entre la Deuda y la distribución de la riqueza.
En definitiva un análisis del débito para comprobar su legitimidad.
Esto tiene una función práctica.
La deuda "ilegítima", sería la derivada de un préstamo cuyos fondos, por ejemplo, fueran empleados para la violación de los derechos humanos o la destrucción del medio ambiente.
La deuda "odiosa", requiere tres condiciones: préstamo asumido por un régimen despótico, utilizado contra el bienestar de la población y todo ello con el conocimiento de los acreedores.
Yo además añadiría otro concepto de deuda que la denomino "especulativa", que es la que los estados han dado a los bancos privados para tapar sus "fechorías".
Políticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario