lunes, 30 de abril de 2012

GANAR COMPETITIVIDAD

En nombre de la competitividad, nos ajustan, nos recortan, nos reforman, nos reciclan, nos expulsan, nos marginan, nos dejan como meros números (para ellos).
Olvidan que para ganar competitividad hay que dar un salario justo y sobre todo algo más fundamental: ganas de vivir de hacer cosas pensando en el beneficio que produces a los demás, en la satisfacción de crear una sociedad más habitable y alegre.No son todo cifras y cifras, es eso que llamo filosofía de la vida. La vida se compone de retazos de felicidad aderezados de vez en cuando por los sinsabores de esa misma vida.
Se empeñan sólo en su ganancia (minoría), sólo en la suya y eso se torna en una absoluta pobreza (mayoría).
Están traspasando lo público a lo privado. Controlando lo privado (la minoría), desaparecerá lo público y no quedará nada para disfrutar (la mayoría).
Lo que tienen  que haber son personas PERSONAS COMPETENTES.

1 comentario:

  1. Yo creo que hay que aumentar muchísimo la competitividad. Compitamos a ver quién pasa más horas con sus hijos, quién caminando, quién leyendo, quien pensando, quién ...

    Fran

    ResponderEliminar