lunes, 28 de agosto de 2017

Siete años



Se dice pronto, pero han pasado siete años. Siete años tirados al olvido.

Olvido que se ha traducido en 320.000 muertes en esta guerra de Siria.

Esta espiral de horror parece no terminar.

Es como si no quisieran ver la luz de esa paz que no quieren que llegue.

Antes del inicio de dicha guerra había 22 millones de habitantes.

La mitad de esa población han dejado sus hogares, sus empleos, sus enseres, sus pertenencias, sus vidas en definitiva y están mendigando que les sean concedidos asilo en otros países.

Algunos han ido a Alemania y Suecia. Otros han optado ¿optado? por intentar vivir en Líbano, Jordania y Turquía.

No podemos ni debemos olvidar que hay más de 13 millones de personas en Siria que apenas tienen asistencia sanitaria y alimentación básica.

Y luego están  5 millones de sirios atrapados en las zonas de combate.

Todo este desastre, todo este éxodo de población civil, desde la II Guerra Mundial -según datos de las Naciones Unidas- solo una quinta parte de la población vive por encima del umbral de la pobreza.

Qué vergüenza siento de pertenecer al género humano.

¿Seguiremos así otros siete años más?

Se dice pronto, siete años.

4 comentarios:

  1. Esta GUERRA en la SOBERANA SIRIA, se lo debemos a LOSS BASSTARDOSS UNIDOSS de américa y ssuss lameculoss yankess en Europa, léase la rata, el GENOCIDA aznar y otross de semejante pelaje...

    ResponderEliminar
  2. Es guerra esa atrocidad, que marcan algunos poderes que siguen vendiendo armas.
    Es un genocidio.

    ResponderEliminar
  3. Amigo Javier, la gente que se dedica a la fabricación de armas para utilizarlas en las guerras, ¿dormirán tranquilos al ver la brutalidad de muertes que generan las guerras?, sin ninguna duda, les importa un comino las muertes de tanta gente inocente que muere. Para ellos sólo les importa el beneficio.

    Lo que tú dices: siento vergüenza de vivir en este mundo tan injusto y cruel.

    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar