viernes, 24 de noviembre de 2017

La unidad de lo plural



Que yo sepa la unidad de lo plural, como algunos denominan, no demuestra que separar territorios sea lo más adecuado.

El odio a determinadas lenguas de comunicación no demuestra nada más que una obcecación e ignorancia supina.

Suponer que hacemos un bien a nuestros descendientes impidiéndoles que se expresen y comuniquen sus ideas y conocimientos en otras lenguas que aprendieron, es de una falta de inteligencia inmensa.

Cuando alguien me habla en su lengua materna y no consigo entenderle sencillamente, siento mucha tristeza por no haber podido aprender su lengua.

Lo que es imperdonable es que determinadas personas que tienen responsabilidades políticas en cualquier país prohíben que se utilicen otras lenguas en donde todos nos podamos entender.

Es como si alguien intentara en otro lugar de su país que le entendieran solo en un idioma, inglés, francés, portugués, italiano, o cualquier otro, sabiendo que esa persona no habla más que el idioma cervantino.

Ello supondría una temeridad y sobre todo una injusticia en aras del entendimiento.

Digo esto ya que lo que está sucediendo en mi país es que determinados políticos y determinadas instituciones están fomentando el odio a algo tan maravilloso como poder entenderse entre las personas.

Pienso que tenemos algunos dirigentes con una visión muy corta y necia de la realidad. En vez de separar hay que unir.

El español en sus diferentes diferenciaciones en el mundo lo hablamos y escribimos muchos millones en el mundo. Tengo cierta envidia de que el inglés se hable en muchos países, ya que en realidad hablar en ese idioma ha conseguido poder comunicarnos en casi todo el mundo.

Y eso es en realidad, la unidad de lo plural.

2 comentarios:

  1. Amigo Javier, dices bien, hay que buscar la unidad y el entendimiento entre diferentes culturas e idiomas y,
    no fomentar el separatismo y el odio como lo estamos viendo en Catalunya ¿Recuerdas hace unos años atrás, cuando te dije que se marchaba una hija a Londres? Bueno pues, se fue y perfeccionó sus estudios del idioma inglés; compaginó el trabajo con el estudio durante casi tres años. Hoy puedo dar gracias que la tengo trabajando en una gran empresa por tener un buen nivel del idioma de Shakespeare.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Vicente, creeme que cuando estaba escribiendo esto me acordé de tu hija. Me alegro de que todo haya ido bien y que siga yendo cada vez mejor.
    Una abrazo grande

    ResponderEliminar