miércoles, 27 de junio de 2018

Decir que estoy harto






Decir que estoy harto, no es decir nada nuevo.


Decir que estoy harto de la política es empezar a decir algo que puede señalar un camino.

Decir que esta humanidad es inhumana es ya marcar un mojón en ese camino.

Decir que estoy harto de imbéciles que se creen con derecho a maltratar a otros congéneres, es poner otro mojón más.

Decir que muchos políticos mundiales con mucho dinero y que pueden llevar a su país y parte de su comparsa, a matar por matar, sabiendo que también al final él y sus acólitos acabarán desapareciendo del globo terráqueo.

Esto ya  es poner los últimos sentidos sin sentido a ese camino.

Y todo ello me impulsa entre otras cosas, a decir que estoy harto.

4 comentarios:

  1. Sí, amigo Javier, vivir hoy en este mundo, es bastante complicado y penoso tener que aguantar a ciertos personajes poco claros al ser presuntos delincuentes que han estado al margen de la ley y han sido algunos de ellos nuestros gobernantes. Luego, puedo decir al igual que tú, que: ESTOY HARTO DE TANTOS CHORIZOS.

    Uno abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pero que muy harto, amigo Vicente. Pero muy harto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Amigo Javier,é um i menso prazer
    exlressar-me para ti,um amigo
    do teu jeito merece todo respeito
    desde quando acionei-te em teu
    caráter acreditei,foi isso que senti
    por onde sigo só anima-me se obter
    comigo a tua auta-estima,se dessa
    forma agrado-te não sei.
    Abraço!...

    ResponderEliminar