lunes, 1 de noviembre de 2010

Clamores (VII)

(08-Abril-2007) "Hoy el mundo cristiano celebra el Domingo de Resurrección. De nuevo volvemos a alegrarnos de la Resurrección del Dios hecho hombre. Pero mi reflexión viene a cuento de las innumerables injusticias que se siguen cometiendo en el mundo que conocemos. Las sociedades católicas del Siglo XIX consideraban que era motivo de orgullo y vigor no practicar sexo durante años. ¿Cómo es posible que muchas mujeres en Ruanda sobre vivieran al genocidio de 2004?. 800.000 personas fueron asesinadas y viente mil (20.000) quedaron embarazadas de sus enemigos. Hoy siguen criando solas a sus hijos del odio. ¿Cómo es posible que el resucitado permita tal barbarie?. No lo entiendo y no tengo más remedio que llorar".
(11-Mayo-2007) Pensamientos, frases y cosas que me gustaría deciros o que me dijerais vosotros cuando deje de existir en este mundo. (Pienso que puedo estar en otros mundos insospechados.1 Pues lo pasamos bastante bien contigo (o conmigo).2 Os quise muchísimo pero ahora se me ha olvidado cuánto.3 Si veis que no sonrío por favor llevadme al psiquiatra.4 Por favor dejadme ver el final de mi película.5 Siempre fui muy raro, no dejadme serlo.6 Siempre admiré a los grandes pintores ¿Por que? Pues creo que eso tiene una fácil explicación, he sido uno de los perores pintores que ya no está en este mundo.7. Si no estoy cenando con vosotros, es que he ido al lavabo a diluir mi nostalgia.8. Os he querido a tod@s pero ya no me acuerdo de vuestros nombres, por favor no me denuncieis por ello, no podría hacer los recursos correspondientes".
(11-Mayo-2007)"Epitafio: Ya lo sabía, nos veremos".
(27-Mayo-2007)"La soledad del voto. Hoy he ido a votar, es decir fui votante (que vota o emite su voto). Y lo hice con la convicción de que estaba ejerciendo un derecho y un deber. Por eso quiero expresar aquí, que tuve serias dudas a quién tenía que votar. Repasé durante bastante tiempo la prensa de estos días pasados para sacar un resumen de lo que prometían u ofrecían los políticos dentro de sus partidos. El resumen que obtuve, fue muy penoso: insultos. Así es que me fui sólo (como siempre lo hago desde que podemos votar libremente) al colegio electoral correspondiente. Cuando llegué al mismo, mi soledad se hizo más intensa al oír comentarios de unos y otros (eran básicamente los mismos que habían hecho los políticos en los días de la precampaña y campaña). Entonces fue cuando elegí las papeletas y con mucha soledad elegí las que en mi conciencia (la mía no la de los políticos) pensando en lo que no habían hecho para que puedan hacerlo. Olvidan (los políticos) con frecuencia que somos sus clientes, por lo que si no estamos satisfechos con sus políticas perderán nuestra confianza. Otra vez habrá que esperar más o menos cuatro años, para volver a ejercer el derecho a no insultar sino a trabajar para quien los elige, que no son no más ni menos que los votantes ésos votos solitarios".

No hay comentarios:

Publicar un comentario