lunes, 23 de enero de 2012

OTRA REFORMA LABORAL

El Estatuto de los Trabajadores se aprobó en 1980 en plena Transición. Durante los años 1984,1994,1997,2002 y 2011 se hicieron reformas laborales.
No entiendo por qué, entre tantos profesores, catedráticos, expertos, etc, que existen en España especializados en Trabajo, no sepan qué es lo que hay que hacer.
¿Habrá que realizar un "borrón y cuenta nueva"? Yo creo que sí.
Según un artículo publicado en Público, Juan Francisco Martín Seco (Consejo Científico de ATTAC España),entre otras cosas dice lo siguiente:
"En una economía globalizada siempre habrá países que tengan unos costes laborales más reducidos y una condiciones de trabajo más precarias. Basar la competitividad en la reforma laboral constituye una tarea condenada al fracaso. Como se ha hecho patente a lo largo de estos 30 años, las reformas laborales nunca han creado empleos, sólo han transformado los existentes reduciendo los salarios y empeorando las condiciones de trabajo" ( el subrayado es mío).
Esto significa que cada vez hay más pobreza, pues la demanda es más reducida y ello genera menos empleo.
No hay que reformar, hay que hacer algo nuevo, teniendo en cuenta que la actual situación mundial es muy diferente a la de hace 30 años.
¿Por qué un nuevo Ministerio que se denomina de Economía y Competitividad?
Pues éso, competitividad. Crear algo novedoso, para poder producir bienes y servicios que compitan en el mercado de forma que beneficie a todos los integrantes del mismo (que somos todos).
Hay que tener imaginación en esta etapa que nos ha tocado vivir.
Políticos.

1 comentario:

  1. El problema es que un sistema pueda hacer dos cosas:

    1- Beneficiar a las grandes empresas,
    2- o beneficiar al resto.

    El problema es que cuando se plantean las reformas laborales se hace pensando solo en las grandes empresas, en vez de intentar incentivar la creación de nuevas (que serían competencia para las grandes, así que eso no les interesa). Así, ellas controlan la mayor parte del mercado y por tanto las condiciones laborales y salarios.

    Para mejorar la situación en España, sería tan fácil como abaratar la creación de empresas, que los autónomos pagaran a la seguridad social un porcentaje y no una cuota fija, dar bonificaciones a las pequeñas empresas para contratar y reducir los trámites necesarios. Y veríamos qué pasa...
    Hacía mucho que no me pasaba por aquí, un abrazo :)

    ResponderEliminar