lunes, 7 de septiembre de 2015

Nadie


Siempre hay alguien que quiere discutir sobre Nadie. Nadie puede ser cualquiera, tú, yo, nosotros, vosotros y ellos. Solo tiene que ocurrir que Nadie se rebele contra ese sistema que nos hemos dado para seguir descubriendo que Nadie es Alguien.

Me refiero a que siempre existe alguien que quiere mejorar la vida de los suyos y los que le rodean. Por eso todos somos Nadie.

Nadie son todos los emigrantes que quieren ser Alguien, aunque muchos que no son nadie, se lo impidan. Es verdaderamente increíble que esta situación siga ocurriendo en el mundo, en pleno siglo XXI. ¿Es anormal que la buena gente quiera progresar en su vida y la de los suyos? ¿Será que nadie puede impedirlo? ¿No es incongruente que esto siga sucediendo?

¿Es posible que el ser humano siga insistiendo en que no es bueno? No puedo comprender que muchos "alguien" se empeñen en no ver a los muchos "nadie"

Nadie existe y no quieren verlo, parece como si no quisiéramos que nos digan que existen.

El otro día alguien me decía que no existe nadie.

Existimos los demás, los que no somos Nadie.




4 comentarios:

  1. Has dado en un clavo mío, el Nadie. No me acaba de entrar en la cabeza, lo rechazo
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Javier, filosofando un poco como a tí te gusta, te diré: entiendo a "alguien" como a la parte dominante e interesada sobre la otra parte "nadie" que, dicen que no existen, pero, no es verdad, porque nadie somos todos; otra cosa es, que quieran ignorarnos.
    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar