viernes, 5 de mayo de 2017

Europa no existe



Su padre le decía: cierra los ojos, cuando menos lo pienses habremos llegado. Su hijo de diez años creía que eso pasaría.
Estaban cruzando el Mediterráneo, ese que canta Serrat.

Pero lo que no sabía este niño es que aunque llegó a una playa llena de gente tomando el sol, disfrutando de unas vacaciones, eso -para ese niño y muchos más- no era el final del viaje, ni mucho menos.

Solo habían comenzado un periplo casi peor que cruzar ese mar.

Las mafias que los habían llevado nunca garantizaron que llegarían a un país determinado.

Por supuesto huyeron del horror de las bombas que habían destruido su casa, su trabajo, su vida.

Pero empezaron algo que no habían previsto que les pasase.

Las fronteras se cerraban, el hambre campaba a sus anchas por los deprimentes campamentos que iban sorteando. Un caos difícil de prevenir.

Los diferentes países europeos olvidaban que habían dado su palabra para acogerles.

Miles y miles de refugiados de las malditas guerras, se encontraban con otro horror distinto del que huyeron. 

Estaban constatando la no respuesta de Europa. 

¿Qué es lo que está pasando?

La mirada de esos niños otrora limpia, se tornó en mirada desconfiada como diciendo 'yo no tengo la culpa de nada'

¿Europa existe?

Europa no existe.

2 comentarios:

  1. La Europa solidaria es verdad que no existe, amigo Javier, cada día que pasa lo estamos viendo; esta naciendo en Europa un racismo peligroso por el avance de los intransigentes, viene de lejos, por ejemplo: el brexit en Gran Bretaña; la extrema derecha de otros paises, sobretodo el avance importante en Francia de Mari Le Pen. Tenemos para postres, la rocambolesca política de Donald Trump.

    Está claro que, con todos estos ingredientes no puede ir bien el mundo. Las migraciones siempre han existido, bien huyendo de las guerras y sobretodo del hambre.

    Deberíamos acordarnos nosotros cuando tuvimos que huir hacia otros países por causa de la guerra. Otros países, hoy por desgracia lo tienen mucho peor que lo tuvimos nosotros, por causa de la incomprensión, del odio y el racismo sembrado en nuestra Europa.¡¡ Es incomprensible ver las calamidades que sufren los refugiados, muchos de ellos perecen por el camino !!

    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Vicente, efectivamente, parece que algunos olvidan cuando nosotros tuvimos que emigrar.
    Aquellas maletas de cartón atadas con un cordel...
    En fin...esto es un sin fin...

    ResponderEliminar