jueves, 25 de mayo de 2017

Red



Nos han engañado de nuevo. De nuevo, nos han engañado.

Una vez más nos 'vendieron la moto' y aquí estamos tan contentos, todos en la Red.

Si, la Red, ese entramado que luego nos han metido en un 'negocio' solo para los listos que han sabido atraparnos en la Red.

¿Cómo es posible que nos hayan vendido la felicidad?

Creo que eso ha ocurrido por nuestra ignorancia. Los militares se les ocurrió comunicarse entre sus componentes para burlar a los que no eran militares.

Dejaron de comunicarse por las radios y crearon una tupida Red entre ellos pero que no podía entrar nadie que no fuera de dicha Red.

Luego surgió el verdadero negocio que mentes preclaras adivinaron que podían vender el sistema 'abierto' pero para entrar en la información había que pagar una entrada con una contraseña.

Entonces surgieron los 'especialistas' que se inventaron 'escudos' para poder vender antivirus.

Ya estamos de lleno en la Red

¿Y cómo salir de esa Red?

 Muy fácil me dicen, no entres en ella. Vale, no entro.

Pero con este maquiavelismo, lo que nos han hecho es tanto como no poder descifrar todos los términos que componen una simple factura de la luz ¿simple?

Me doy cuenta que estoy muy atrapado en algo que yo -en otro momento de mi vida- estaba muy contento de pertenecer. 

Pero ya no sé salir de esa Red.

2 comentarios:

  1. Amigo Javier, en la red está el gran nevocio de los que han sabido sacar provecho; es verdad que estamos atrapados y estamos también manipulados por los poderosos; esto si que es la gran globalizacion, la red es una fuente grandiosa de información que saben muy bien utilizar sobretodo las grandes multinacionales. Es como hacer una encuesta a nivel mundial sin apenas equivocarse, y sobretodo gracias a todos nosotros que estamos totalmente controlados: saben cómo somos, saben como pensamos, saben que predilecciones tenemos. La red es el chollo del siglo 21, estamos como tú dices, atrapados.

    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Vicente, efectivamente estamos atrapados.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar