jueves, 6 de julio de 2017

Empecemos de nuevo



Empecemos de nuevo. No aprendemos. Seguimos creyendo en los mesías, sean del pelaje que sean. No aprendemos.

Este individuo que se ha hecho con la nave de EEUU quiere "empezar a ganar guerras otra vez". Parece que este mesías iluminado no está contento con querer la paz, no, lo que quiere es la guerra.

Está claro que los votantes guiados por otros entes mesiánicos -indudablemente crematísticos- quieren adormecer a las masas que votan a energúmenos visionarios para en definitiva, aniquilar a los humanos.

Para entendernos, en Román paladino, quieren seguir engordando sus cuentas en donde sea para seguir sembrando miedo y terror allá donde producen una guerra para que sus empresas armamentísticas lleguen a tener beneficios astronómicos en aras de confrontaciones entre miedos.

No falla. Si provocan miedo, tienen beneficios. ¿Dónde está ese espíritu noble de una democracia? 

Este Trump visionario de sus ganancias lo dijo muy claro ante los gobernadores de todo el país: "Reforzar el sector militar es barato. Estamos comprando paz y avanzando nuestra seguridad nacional, además es un buen negocio. ¿Quiénes construirán los aviones y barcos? Trabajadores americanos".

Desde luego tengo una sensación terrible de lo que es terrorismo tan claro.

Empecemos de nuevo.

6 comentarios:

  1. Saludos Don Javier, gusto en saludarlo.

    Muy acertado tu escrito, donde debemos de partir que el caballero del peluquín rubio es un comerciante nato y como los coches del supermercado con un rueda dañada siempre tiran para un lado en particular; por eso no debemos esperar otro tipo de comportamiento.

    Sin ánimos de meterme en el pensamiento y menos en la política norte americana, a veces pienso si realmente los habitantes de ese país están claros en el lio que se metieron al elegirlo presidente; entendiendo que al parecer la contrincante era mucho peor a futuro, según comentarios de noticieros.

    Se pone uno a ver documentales de la 1era y 2da guerra y siempre fue ese comportamiento de reforzar su economía a razón de producción de material bélico y si a eso se le suma esa famosa “carrera armamentista” que tienen entre algunos, pues eso, allí la respuesta de muchas cosas.

    La cosa está en dilucidar quien tiene más tornillos y tuercas flojas en la cabeza, si el del peluquín o el bajito de Corea del Norte!!

    Un gran saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran comentario amigo Juan José.
      Sabes perfectamente a que me refiero en mi escrito.
      Yo creo que en definitiva los humanos nos tenemos que destruir. Solo por tener más poder. Yo no soy de esas personas. Soy de las personas que me gusta ayudar a las demás personas, es mi debilidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Por nada Don Javier, creo que por eso me identifico tanto con sus escritos, somos de comportamiento mas que similares. Creo que vinimos a este a mundo a ayudar a todo el que podamos sin esperar nada a cambio y este tipo de cosas que suceden y se escapan de nuestras manos, nos crean una crispación importante. Por esta forma de ser, que bajo ningún concepto podemos cambiar debemos seguir teniendo fe que un mejor mundo es posible. Y tranquilo no es el único que ah llevado ostias por ser una persona digna y humana. Nuevamente lo felicito y me enorgullezco de ser su amigo. Saludos...

    ResponderEliminar
  3. Amigo Javier, estas cosas pasan y no deberian pasar; en una democracia avanzada como es EE UU, se puede suponer que es impensable que el pueblo americano no sepa elegir a su nuevo presidente; se ha visto claramente que el pueblo americano se ha dejado llevar por falsas promesas y una vez más ha salido triunfante la sinrazón, el miedo que te ponen en el cuerpo estos malos gobernantes; saben muy bien que, con el miedo se manipula a las grandes masas de votantes, saben muy bien que la ignorancia les es muy rentable a estos individuos sin escrúpulos.

    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Así, es amigo Vicente, el miedo con el que manipulan a los votantes hacen que estos gobernandes a base de miedo y dinero dirijan un país muy grande.
    Un abrazo

    ResponderEliminar