lunes, 17 de julio de 2017

No sé si se acabarán

 

Es cierto que en esta etapa de hiperconectividad nos estamos diluyendo como si solo fuera prioritario estar pendientes de un teléfono celular, de un ordenador, en definitiva de una pantalla en donde pulsar unos emoticonos.

Estas representaciones aluden a estados de ánimo de actitudes para el ego de cada cual.

Ya sé que se puede comentar y compartir lo que 'nuestros amigos' nos dejan en la pantalla correspondiente.

Lo que creo es que estamos en general experimentando es que con tanta hiperconectividad dejamos de disfrutar de una puesta de sol, ver llover e incluso observar una pequeña flor incrustada en un repliegue de un adoquín.

Es posible que estéis pensando que es bueno tener un celular para comunicarnos y poder hablar o escribir a nuestros familiares, pero seguramente esta hiperconectividad nos puede llevar a un distanciamiento paulatino y al final de una cierta incomunicación.

Con esta reflexión que estoy haciendo quiero llegar a una conclusión que no me gustaría se aposentara en nuestras vidas. La memoria es muy importante.

El otro día vi (de pura casualidad) a una persona que desde hacía por lo menos 15 años no tenía noticias. Nos encontramos en una calle muy concurrida de Madrid. Los dos nos quedamos parados al vernos y los dos abrimos nuestros brazos y nos fundimos en un gran abrazo.

Pues esa es mi conclusión de esta reflexión. Tanta pantalla, tanta hiperconectividad.

Ese abrazo que nos dimos fue muy real y ahora pienso que esos abrazos no sé si se acabarán.

2 comentarios:

  1. Amigo Javier, hace muchos años se pronosticó que la radio moriría al salir la televisión, se ha demostrado que ese vaticinio no se ha cumplido; ha pasado lo mismo con la prensa escrita, ahí sigue viva como el primer dia; ¿y que me dices del "ebook", el libro electrónico?

    Creo sinceramente que, habrá un cambio en nuestras vidas, aunque nosotros no lleguemos a experimentar completamente, pero la vida seguirá y esos valores que añoramos no se van a perder; creo que la humanidad en sí es inteligente y, aprovechando el conocimiento adquirido de nuestros antepasados, sabremos conservar esos valores que son fundamentales para tener una sana convivencia.

    Tus razonamientos tienen la virtud de hacer pensar, para poder encontrar el verdadero sentido de nuestra existencia

    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, amigo Vicente.
    Intento que mis reflexiones hagan pensar.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar