lunes, 11 de septiembre de 2017

Hablar de lo tuyo



Para  apandar  lo ajeno o mejor dicho ser un excelente apropiador del dinero público, que es el nuestro, lo primero, hay que hablar es de lo tuyo para que lo nuestro, sea verdaderamente nuestro.

Así funcionan los 'coleguis' esos que estudiaron juntos y  eran compañeros de pupitre.

- Oye Nacho, a ver si quedamos un día a comer y hablamos de lo mío.

- Si, así hablamos de lo nuestro.

- Pero que no se entere el populacho que luego se cabrea.

- Es cierto, que les hemos afanado a los que como contribuyentes que son, y acaban esperando esa ayuda del Estado para la dependencia, o se apuntan  a las listas interminables para una operación en un hospital público.

- Y también es cierto que acaban muriendo esperando esa ayuda que les concedimos a la dependencia pero no han podido disfrutar, pues han fallecido antes, pobres.

Pues eso, ¿qué tal si empezamos a hablar de lo nuestro y dejamos para otro momento el hablar de lo tuyo?

4 comentarios:

  1. Amigo Javier, he estado algunos días ocupado con asuntos familiares dejando de lado estos comentarios como habrás observado; en mi caso puedo decir que estaba en lo nuestro, no como estos mangantes a los que te has referido, cuando lo "nuestro" para ellos era, llenarse los bolsillos del dinero nuestro, o mejor dicho, del dinero de todos.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes amigo Vicente, les importamos...nada.
    Supongo que tus asuntos familiares se habrán solucionado.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar