jueves, 22 de febrero de 2018

Vivimos de milagro



Acababa de despertarme a la realidad diaria, cuando de súbito noté como se me caían los sombrajos de la vida.

Esa realidad que muchas veces aparece para concienciarnos de las barbaridades que nos escupen y no comprendemos cómo es posible existan.

Agoreros hay en todos los estamentos de esa realidad, sin duda.

Pero cuando entras a saco por alguna noticia que se te cruza en tu mente como si fuera un misil, es entonces cuando entiendes que estás en un mundo tan absurdo, ya que en los contrastes está la grandeza de la vida.

Es muy posible que se empeñen en vendernos el aire, pero es ese aire el que nos hace que ya no podamos respirar.

Ante la realidad que me rodea no puedo más que exclamar: vivimos de milagro.

2 comentarios:

  1. Amigo Javier, a veces pienso ¿quién promueve las guerras y, por qué? ¿Es preciso que haya tanto sufrimiento?

    Estamos donde siempre, haciéndonos las mismas preguntas. Está claro que , para esta clase de energúmenos que tienen tanto poder, viven del sufrimiento de los demás, y lo que supone para ellos el gran negocio de las armas, donde vemos claro y raso, como colaboran y hacen la vista gorda el Gobierno de turno, el que sea. Es totalmente vergonzoso que haya tanta hipocresía y tanta maldad en el género humano.

    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Vicente, creo que todo lo que ocurre sobre la maldad de la humanidad es por la soberbia...y por el dinero.
    En fin solo me atrevo a decir que la bondad de la humanidad está huérfana, tu ya me entiendes.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar