viernes, 11 de diciembre de 2015

Respeto a las palabras

Ahora tenemos la ocasión de oír en los medios de comunicación general y en las plazas y lugares de los mítines, palabras.

Muchos de los políticos, en el ardor de dichos mítines, no ponen cuidado en lo que sueltan ante sus gentes.

No entiendo que los mítines estén preparados para loar al candidato/a de turno, diga lo que diga y ya está, todos tan contentos.

Pues no,no quiero que sea así,  no debe ser así; tiene que ser como dice Angélica Pérez>>>>>>> .../... "sean intransigentes al votar, sean indecisos al votar. Sean ciudadanos. Para la devoción y la hinchada hay otras actividades que no son la política" (véase "Ahórrense la vergüenza").

Pido respeto a las palabras. Las palabras son esas mágicas expresiones que tienen su armonía, tienen su razón de ser para decir y convencer, pero con un respeto en primer lugar a las propias palabras en sí, y por supuesto en segundo lugar a lo que se quiere expresar.

No me gusta que los políticos en general sean tan poco imaginativos que no sepan emplear adecuadamente las palabras.

Yo no pido políticas adecuadas, que también, pido respeto a las palabras.

2 comentarios:

  1. Así es, hay muy poco respeto al uso de las buenas y correctas palabras amigo Javier; parece que en tiempo electoral todo esté permitido y que forme parte de "la fiesta mitinera".
    Aunque se eleve el tono de voz en los mítines, se pueden guardar las buenas maneras en la dialéctica. En lo que a mí se refiere, reconozco que, a veces no he sido lo debidamente correcto en el uso de la palabra escrita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Vicente, tú siempre has utilizado muy bien la palabra. Se te entiende perfectamente, sin duda alguna.
    Un abrazo

    ResponderEliminar