miércoles, 30 de diciembre de 2015

Supongamos

Feliz Año Nuevo 2016
Esto podría ser un cuento de navidad, pero es un supuesto, en el caso de que hubiera una Ley Electoral distinta.

He dicho y escrito más de una vez que lo primero que había que hacer es cambiar la actual ley electoral en el sentido de que fueran listas abiertas. También he dicho en alguna ocasión que me gustaría que hubiera una segunda vuelta.

No soy experto, ni mucho menos en estas lides, pero creo que eso de encorsetar al votante a listas cerradas por los partidos políticos es cuando menos cercenar la libertad de los electores.

Por otra parte no es de recibo este sistema de circunscripciones que tenemos en la actualidad. Prueba de ello es que en estas pasadas elecciones generales, conseguir un escaño en la Cámara Baja sea tan disparatado como que por ejemplo, el Partido Popular necesite 58.663 votos para lograr un escaño, y sin embargo Izquierda Unida, haya necesitado 461.553 votos. Algo chirría en esta Ley Electoral.

Supongamos que hubiera habido otra Ley Electoral, con algunos cambios como los descritos más arriba. Seguro que el panorama hubiera sido otro muy distinto, y sobre todo más real.

Supongamos que, en vez de circunscripciones provinciales hubiera una circunscripción única. Suponiendo esta modificación de la ley actual, los resultados hubieran sido distintos:

  • Partido Popular tendría 107 escaños en lugar de 123.
  • Partido Socialista Obrero Español, hubiera conseguido 79 en lugar de 90.
  • Podemos, se hubiera situado con 74, en vez de 69 obtenidos. 
  • Izquierda Unida habría alcanzado 13 en lugar de 2.
  • Ciudadanos hubiera logrado 50 en vez de 40 que ha obtenido. 


En otro orden de la cosa política ¿para qué sirven las rondas? Creo que si se enviaran entre los partidos las líneas rojas por escrito, nos ahorraríamos esa teatralidad en que se están convirtiendo dichas rondas. Mariano Rajoy, debería hacerlas en sede de su partido, ya que él es un candidato más a la presidencia del gobierno de España.

En fin, nada más, supongamos. Feliz Año Nuevo.

4 comentarios:

  1. Esto lo que hace, como chapuza bárbara que es, es causarnos un mayor malestar a nosotros.
    Un saludo, Javier.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, mientras como vulgarmente se dice la casa por barrer.
    Un abrazo, Begonia

    ResponderEliminar
  3. Lo has dicho muy bien Javier, donde todos los escaños tengan el mismo valor en votos, con una circunscripción única y las elecciones que fueran con listas abiertas, seria ideal y lo más democrático; pero también quiero expresar mi profundo malestar, al ver como una parte importante del pueblo sigue dándoles la confianza a los corruptos, a los sinvergüenzas, a los que han cobrado sobresueldos durante mucho tiempo con dinero de todos los españoles. No termino de entender como en este país, se sigue dia a día premiando a los corruptos. Y que sigan ganando las elecciones. ¡¡Es demencial!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Vicente, demencial, no, lo otro.
    En fin amigo sigamos este delirio increíble de la luchas de los políticos, que nada tienen que ver con las cosas que hay que hacer por los ciudadanos que al fin y al cabo es el último fin y único de que existan dichos políticos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar