viernes, 9 de diciembre de 2016

Esto es como una pescadilla que se muerde la cola



Nadie a estas alturas duda de que gobierne quien gobierne durante los próximos años tiene ante sí una tarea muy fea ante los ciudadanos.

Draghi suelta por esa boca que "el euro será vulnerable mientras no concluya la unión monetaria".

Por otro lado España se coloca en el puesto 32 en el listado de los mejores países para hacer negocios, siendo Nueva Zelanda la que lidera dicha lista. Esta lista la elabora el Banco Mundial sobre un total de 190 países.

Quien lleve la batuta de nuestro país tendrá que hacer maravillas para aprobar un nuevo presupuesto en el que tiene que incluir sí o sí unos recortes del 0.5% del PIB, que traducido serán como mínimo 5.500.000.000 de euros, para no quedarnos sin aire son 5.500 millones de euros.

Pregunto, sin ánimo de ofender a nadie, sobre todo a los magos de las finanzas ¿cómo se puede conseguir recortar esta cantidad cuadrando los presupuestos?

En cualquier bolsillo de cualquier ciudadano de a pie sabe que para que no haya sustos en su economía doméstica tiene que cuadrar una fórmula, que no es otra que los ingresos menos los gastos sean igual o superior a cero.

Pero claro ¿quién es el listo que sabe a priori cuál van a ser los gastos?

Los listos siempre lo saben, para cuadrar las cuentas es necesario pedir prestado dinero para que la ecuación no tiemble y se vaya al garete, pues los intereses hay que pagarlos y por supuesto devolver el capital prestado.

Así es que estoy esperando de nuevo como es habitual, que los recortes que otros llaman ajustes caigan en el lado más débil, que no son otros que los ciudadanos.

Los errores que cometen los políticos que diseñan son los de siempre: cómo y cuánto que hay que gastar.

El problema más complicado es cuando por mor de unos políticos nefastos nos quedamos sin ingresos, es decir sin empleo adecuadamente remunerado.

Por lo que de nuevo esto es como una pescadilla que se muerde la cola.

2 comentarios:


  1. Amigo Javier:  hace días que te veo un poco  así  como "desganao"  ¿ me entiendes ?, creo que sí  que me entiendes, el motivo de esta dejadez no es otra cosa que: ver  con el transcurrir del tiempo como los políticos  unos  y otros se han acomodado y otra vez ( como siempre ), nos han dado la espalda.
    Esta es la sensación que yo tengo. Alguna vez me has dicho que estás  desilusionado. A mi me pasa tres cuartos de lo mismo.
    Haciento mención  a tu escrito, que te voy a decir que no lo hayamos  dicho otras veces. Europa hoy por hoy,  parece  que está en una encrucijada. Hay muchas voces  que vaticinan malos  augurios.
    Nosotros  no podemos  hacer nada, solo esperar  y ver como se desarrollan  los  acontecimientos. 
    Esperemos  que esas voces se callen y hagan  lo posible para facilitar que el proyecto  europeo no se pare.

    Recibe un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Dices bien, estoy muy desilusionado y sobre todo veo que los que pueden hacer algo se alinean con la abulia de no hacer nada.
    Siguen con sus luchas internas para ver quien es el gallito del corral.
    También te veo con poco entusiasmo.
    Un abrazo amigo Vicente

    ResponderEliminar