lunes, 12 de junio de 2017

La emoción


La emoción de ver y sentir una puesta de sol
Algunas veces - incluso más veces que menos- he sentido la emoción por algo o de algo que me llega intensamente a mi cerebro y esa 'máquina compleja' me hace despedir por mis ojos lluvia de lágrimas que nada puede parar.

Caen gotas, unas veces gruesas y lentas y otras rápidas como riachuelos que sortean livianos surcos. Estos avatares que suelen ocurrirme son, seguramente, consecuencia de que por mucho que nos empeñemos en ponernos corazas por aquello del 'qué dirán', en realidad son impulsos del corazón, esa otra 'máquina' de nuestro cuerpo que a veces no puede controlar al cerebro.

Siempre he pensado que estamos en este mundo para algo, somos partículas muy pequeñas del universo, pero, aunque no lo creamos somos partículas concatenadas y todas esas partículas están integradas en el Universo.

Debemos ser conscientes de que cada persona individualmente considerada, es parte integrante de un todo.

Cuando se produce algún hecho que nos atañe directamente nos podemos alegrar o no, depende de nuestra apreciación reflejada en la emoción.

Si creemos que todo lo que está sucediendo en el mundo es consecuencia de unos gobernantes que aparentemente rigen nuestros destinos, entonces habremos entrado en una espiral difícil de salir de ella.

Llegado ese momento, creo que habremos cerrado las puertas a la emoción.

4 comentarios:

  1. Querido amigo, no estoy de acuerdo con la última frase de tu escrito. Si creemos que todo es culpa de políticos nefastos, inútiles, corruptos... seguramente estemos desilusionados, cabreados, cansados... Y la desilusión, el enfado, también son emociones.
    Lo que deberíamos intentar es sacar esas emociones aparentemente negativas y convertirlas en energía para luchar, para cambiar lo que no nos gusta. Es imposible vivir sin emociones, pero deberíamos aprender a gestionarlas. Abrazo grande amigo <8>

    ResponderEliminar
  2. Querida amiga, es precisamente lo que digo "Cuando se produce algún hecho que nos atañe directamente nos podemos alegrar o no, depende de nuestra apreciación reflejada en la emoción"
    Son las emociones las que nos indican si todo va bien en el mundo.
    Precisamente por ello digo también "Si creemos que todo lo que está sucediendo en el mundo es consecuencia de unos gobernantes que aparentemente rigen nuestros destinos, entonces habremos entrado en una espiral difícil de salir de ella".
    Un abrazo grande <8>

    ResponderEliminar
  3. Me pierdo con vosotros amigo Javier, me pierdo con vuestras reflexiones filosóficas.

    Cata, hace una reflexión muy simple dándole una rápida solución a este tema tan complicado de poder ver dónde reside la razón y poder solucionar estas cuestiones emocionales.

    En mi modesta opinión, veo y estoy de acuerdo con Javier cuando dice que: nosotros formamos parte de ese "todo" que es el Universo y, las cosas que pasan no son efímeras,no sólo pasan porque sí, aunque lo parezca, son el resultado de ese "todo" del cual nosotros formamos parte; por todo lo expuesto vengo a coincidir con Javier y de no ser así, "entrariamos en un círculo vicioso" o lo que es lo mismo: nosotros no podemos dejar al margen todo lo que sucede a nuestro alrededor porque formamos parte de él.

    Un gran abrazo a ambos a Cata y Javier.

    ResponderEliminar
  4. Volvemos a escribir los tres ¿te acuerdas amigo Vicente?
    Estamos de acuerdo aún que parezca que no expresemos lo mismo.
    ¿Ves amigo Vicente como estamos concatenados y pertenecemos a un todo?
    Un gran abrazo amigo Vicente.

    ResponderEliminar