miércoles, 17 de enero de 2018

Adolescentes



¿Estamos preparando adecuadamente a los jóvenes?

¿Queremos no contestar a una pregunta incómoda como la que acabo de escribir en esta reflexión?

Siempre tenemos una respuesta: son adolescentes, no son adultos, ya les tocará.

La triste realidad creo que es otra y además muy preocupante para el futuro de nuestra sociedad.

Precisamente la sociedad en la que vivimos es responsabilidad de todos los que la integramos.

Y cuando digo todos, son todos los estamentos responsables de la educación.

Un país bien educado, en primer lugar, es un país libre y también es un país que, al formar un buen equipo desde el primero al último, somos todos responsables.

No podemos ser cómplices de que todo se resuelva con máquinas, ordenadores, juegos, etcétera, etcétera.

Tenemos que abrir caminos a la curiosidad innata del ser humano.

Las personas se formarán más y mejor si en el camino de aprendizaje enseñamos cómo hay que superar los errores, cómo hay que predicar con el buen ejemplo.

Los llamados "adolescentes" son la sabia del futuro de un país.

Cuidemos su formación, son adolescentes.

2 comentarios:

  1. Estoy complenamente de acuerdo contigo, amigo Javier.
    Es verdad que, a los adolescentes de hoy, la sociedad los tiene que educar para el futuro cuando sean adultos.

    Estamos hablando de nuestros nietos; aunque el futuro no es muy alentador, hoy la sociedad dispone de muchos medios. Todo depende de quien lleve las riendas de este país; mientras no se dedique lo necesario en inversión e inovacion, acercándonos a la media europea, avanzaremos lentamente.

    A pesar de todo, nuestros jóvenes por suerte, salen mejor preparados que cuando lo éramos nosotros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda alguna, tenemos adolescentes (algunos) mejor preparados que nosotros, pero también es cierto que otros muchos son bastante ignorantes.
    Pero, es posible que nosotros hayamos incurrido en errores y desde luego los que han dirigido y dirigen este país, que no han sabido nada más que medrar para lo 'suyo'
    Un abrazo

    ResponderEliminar