lunes, 31 de diciembre de 2018

Un apunte al finalizar el año 2018





Después de finalizar el año 2018, siempre -en nuestro fuero interno- hacemos un repaso de lo que hemos hecho y pensado.

Pero a mí lo que me gusta es hacer un repaso de mis no actuaciones.

  • No hice todo lo que pude haber hecho.
  • No hice caso de lo que me dijeron que podía  hacer.
  • No hice ningún caso a lo que mi conciencia me decía insistentemente, podía y debía hacer.
  • No hice caso a mi pepito grillo, que me decía que hiciese.
  • No hice caso. 
  • Y ya he terminado el año 2018.

4 comentarios:

  1. Muy bueno Javier, intentemos hacer caso en 2019, a ver si así... Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Amigo Javier, es verdad que a veces necesitas hacer algún que otro acto de contricción, meditación o reparación, simplemente para reparar el posible daño o deterioro causado a terceras personas, por olvido o dejación.

    Cuando ocurre esto, no sueles estar contento en sí mismo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.