miércoles, 27 de agosto de 2014

Cuando...

Cuando termino de hacer una acuarela, un dibujo,, un boceto, un óleo, quedo siempre o casi siempre en 'suspensión', sí, suspendido  como si no estuviese convencido de que he terminado.

Cuando acabo de leer o releer un libro, siempre pienso que estoy  en 'suspensión', como si me faltara algo por leer,  y muchas veces lo que me ocurre por ejemplo, lo que me acaba de suceder ahora mismo que estaba leyendo un libro y lo terminé. El libro se titula "Ahí es nada" de Jorge Riechmann.

He tenido que volver a releer varias páginas, pero sigo en 'suspensión'. Este autor nacido en Madrid (1962), es licenciado en Ciencias Matemáticas, por la Universidad Complutense de Madrid, doctor en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona y profesor titular de Filosofía Moral en la Universidad Autónoma de Madrid. Escribe regularmente en su blog http://tratarde.org/

Con estos mimbres lo que más me gusta de esta obra es que hace un repaso de ensayos sobre el mundo y la poesía que me dejan con ganas de bajarme de la 'suspensión' y volver de nuevo a leerlo.

Al final del libro, encuentro un Inédito (primavera de 2013) que no puedo resistir de transcribir. Lo titula: 'Final: Uno de los que buscan, no de los que logran' y dice así:
'Por más páginas que acumule, nunca diré la verdad. Por más poemas que intente, no atinaré con el nombre exacto de las cosas. No soy una de esos niños tocados por el ala de un ángel rimbaldiano, ni una de esas doncellas suicidas cuyo verso definitivo coincide con la última exhalación desesperada de la cabeza dentro del horno de gas. Sé que soy de los que buscan, no de los que logran. La espiral de mis itinerarios no desemboca en la rosa de nadie. El ferrocarril de las preguntas no halla puerto en la estación de las respuestas. El camino se prolonga, las piernas duelen y luego recobran una energía juvenil, en la venta es dulce como pan de vientre de la camarera, el olor a tierra mojada convoca el polvo que seremos, pese a la lluvia seguimos caminando... El zurrón no está vacío. El objeto enigmático que contiene no llegaré a conocerlo, pero lo depositaré en tus manos'

Cuando... Cuando necesito dejar de estar en 'suspensión' releo y releo esta obra y mi mente descansa en las turbinas paradas (momentáneamente) en mi búsqueda de la verdad. Cuando...

6 comentarios:

  1. ¿Sabes una cosa? mañana presenta un libro aqui, en Mallorca. Tenia ganas de ir. jajaja Conectados. TQ

    ResponderEliminar
  2. Es un gran pensador, escritor poeta, en fin un buen tipo, del que se aprende mucho. OQ.

    ResponderEliminar
  3. En toda regla, tu artículo es una invitación a la lectura de las obras de Jorge Riechmann. Comprendo bien la sensación que indicas. Creo que todos estamos en el camino de los que buscan... Me gusta esa idea... Es mejor buscar, seguir buscando; y encontrar, sólo para continuar...
    Saludos, Javier.

    ResponderEliminar
  4. Me entiendes perfectamente, Pilar, Hay que seguir buscando, es enriquecedor. Y si podemos ir dejando algo que merezca la pena, pues mejor. Tú siempre lo haces, en tus libros y en tus reseñas:invitas a seguir leyendo, Gracias por existir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Amigo Javier, muy interesantes y beneficiosas deben de ser las obras de Jorge Reichmann, cuando terminada una lectura, siempre te invita a seguir leyendo, a seguir buscando. Buscando como tú bien dices: Busco la verdad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Amigo Vicente, siempre debemos buscar la verdad. En el camino de esa búsqueda encontraremos muchas soluciones.
    U

    ResponderEliminar