lunes, 25 de agosto de 2014

Luna





Ahora tengo tan próxima la luna que casi puedo ver sus pliegues sonriéndome, como diciendo: ¿qué haces? ¿sólo quieres verme? ¿no quieres susurrarme tus pensamientos? 
Este satélite natural de 'nuestra' Tierra, aunque teniendo una visión tan cercana, es un gran enigma y ha supuesto un tema continuo para escritores, poetas y científicos que quieren desvelar sus secretos. 
Se sabe que la duración orbital es de 27 días.
Ha sido inspiración (y lo sigue siendo) para cantantes y compositores de música en general, y cómo no ha sido inspiración de películas que nos han hecho felices pensando  incluso que podíamos vivir en ella. 
Es como un gran amor, que por mucho que queramos no podemos poseer. Con grandes telescopios podemos dar nombres a esas 'manchas' que vemos cuando está tan cerca. 
Podemos hacer fotografías más o menos interesantes. 
Todo ello nos lleva a interpretar el influjo de la misma en todos los aspectos y ello nos hace vibrar nuestro ser y llegar incluso a pensar que puede ser un vínculo de  unión del género humano. 
Todos en algún momento nos hemos  quedado extasiados con su grandeza y misterio y alguna vez hemos querido pintar una luna que en su momento nos cautivó por ese poder mágico que queramos o no, tiene. 
Os dejo  mi visión de la luna en un óleo que hice hace algún tiempo.
Entrad aquí, por favor:
 http://2.bp.blogspot.com/-ZNyxloEKkiM/UG_1erl1QHI/AAAAAAAAAYY/_m_iNmtM_j4/s1600/escanear0015.jpg
Que tengáis buena luna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario