lunes, 25 de mayo de 2015

Incongruentes pensamientos

Los que me conocen saben que digo con cierta frecuencia:'tengo que levantar el pie del acelerador'.

Esto de la prisa hay que pararse y estudiar por qué nos pasa.

Ayer, sin ir más lejos (aún tenía prisa) contesté a una pregunta que me formularon ¿por qué tienes tanta prisa?

Mi contestación fue casi lacónica:'no tengo tiempo'
Se produjo una carcajada espontánea de ambos.

Entonces 'levanté el pie del acelerador' y empecé auto contestarme el por qué de mi respuesta.

No tengo tiempo quizá, porque quiero estar ocupado todo el tiempo posible.

Me di cuenta de inmediato que mi interlocutor dibujaba una amplia sonrisa y me espetó: -si no tienes un minuto para sonreír ¿de qué te servirá no tener tiempo? y continuó diciendo: -cuanto más tiempo acumules en el 'no tengo tiempo' menos podrás resolver las cuestiones que te plantee la vida en general.

Es cierto que normalmente saco tiempo al tiempo para, hacer alguna de las cosas que me gustan, como la que estoy haciendo ahora: teclear en en mi ordenador lo que previamente he esbozado en mi libreta de trabajo para reflejarlo aquí.

Y siguiendo nuestra charla con la sonrisa ya puesta en nuestros rostros, le dije que también tenía tiempo para dibujar, esbozar o pintar algún posible cuadro, que normalmente observando la naturaleza me entran unas ganas tremendas de dejar en el soporte adecuado eso que mi emoción ha procesado.

Me decía este conocido que lo que era importante en la vida es ser coherente.

Fue en ese momento cuando me reí abiertamente; sentía como si una bocanada de aire limpio entrara para que fluyeran abiertamente mis pensamientos - a veces incongruentes- de meterme -literalmente- en asuntos de personas que conozco y acuden a mí para que les ayude.

Por cierto, acabamos la conversación con dos sonrisas dibujadas, perfectamente dibujadas; en realidad fuimos testigos en modo recíproco de incongruentes pensamientos.

8 comentarios:

  1. Te digo como el otro día, de incongruente nada, sensato, vital..y encantador. Como siempre. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  2. Gracias amiga Luisa, tú si eres encantadora y buena amiga.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  3. Buen artículo amigo Javier, las prisas nunca fueron buenas para nada y casi siempre de tanto correr solemos llegar tarde. Feliz inicio de semana.

    Saludos cordiales de @olierua

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Oli, que tengas una feliz semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Es verdad que siempre vas un poco acelerado, pero también es cierto que nunca me has escatimado un rato de tu certera e hilarante conversación, cosa que te agradezco doblemente dada tu "falta de tiempo"... suscribo las palabras de Luisa hasta la última coma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amigo Guillermo, gracias por aguantarme mis charlas y mis dimes y diretes, gracias
      Un abrazo

      Eliminar