jueves, 20 de octubre de 2016

Cuando el camino del cielo se convierta en un infierno


Por arte de birlibirloque
Es relativamente sencillo. Deslizarse por los caminos que la vida nos muestra continuamente es una opción que libremente podemos tomar.

Otra cosa es que lo que consideramos cielo se convierta en infierno.

Y eso puede ocurrir sin que nuestro intelecto pueda intentar cambiar.

Cuando en nuestra vida corriente nos sorprendemos de personas y hechos (que antes queríamos imitar) y resulta que por "arte de birlibirloque" esas personas se nos presentan en la actualidad conduciendonos hacia al infierno.

Esforzarse en mejorar la vida de nuestros conciudadanos desde la atalaya de la política debería ser la prioridad primordial y fundamental de toda persona que se dedique a la función pública.

No deseo que las fuerzas políticas actuales nos conduzcan a una situación irreversible.

No quiero ser testigo cuando el camino del cielo se convierta en un infierno.

4 comentarios:

  1. Deseo de todo corazón amigo Javier, que el hombre, el político, nunca llegue a esas situaciones irreversibles que la historia siempre que las ha habido, nos cuenta y tanto daño nos hace.

    En democracia se dice que la verdad y la razón siempre sale de las mayorías y siempre es para el bien común; no suele ser cierto del todo,la razón a veces es distorsionada y violada por unas minorías dominantes, como es el caso que ahora está en el candelero político y como tú dices: no quiero ser testigo cuando nos conduzcan por el camino del infierno.

    Quiero pensar otra cosa, no me entra en mi cabeza que habiendo tenido el poder tan cerca, lo hayamos desperdiciado. ¿Somos la izquierda unos incompetentes?, ¿por qué siempre nos pasa lo mismo? Tú dices y es verdad, hay muchos reinos de "Taifas". Creo que los frutos del 15M están llenos de muchos males: avaricia, arrogancia, prepotencia y con el ego por las nubes (egoísmo).

    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Vicente, totalmente de acuerdo contigo. Lo he escrito muchas veces, la izquierda nunca se une cuando lo necesita, la derecha siempre lo hace.
    Es un drama para la gobernabilidad de un país.
    Como ya digo muchas veces, en fin...esto es un sin fín.
    Un abrazo

    ResponderEliminar