miércoles, 23 de noviembre de 2016

Hoy es un día cualquiera


Vista aérea del campo improvisado de refugiados y emigrantes en Calais (Francia)./ Efe. EFE
Hoy es un día cualquiera, en un lugar cualquiera, en una época cualquiera.

Veo pasar a las personas, pero no son cualquiera, son personas.

Cualquiera entonces se transforma en algo esencial, mejor dicho en algo sustancial, primordial diría yo.

Sí, pasan cosas, situaciones, actitudes, formas de actuar con los que nos rodean, y nos ayudan y nos hacen más llevadera la existencia.

Entonces de pronto deja de ser un día cualquiera.

Veo que Europa intenta borrar las huellas de algo que no es cualquiera. Son muchos migrantes y refugiados que  evacúan del campamento de lo que se llama la Jungla de Calais en Francia.

No es un día cualquiera ni mucho menos, es la vergüenza terrible de Europa dejando abandonadas a miles de personas.

Más de 1.200 policías, muchos funcionarios y voluntarios están realizando dicha evacuación.

Toda esta gente, según un censo elaborado por las autoridades francesas son 6.484 personas.

Las envían hacia varios puntos de algunos rincones de Francia.

Es como decir al mundo que no han sido capaces de gestionar algo tan esencial como la vida de las personas, como tú y como yo, que tuvieron la mala suerte de tener que salir de sus casas por culpa de una guerra, que de alguna forma Europa ha mirado a otro lado e incluso auspiciada o al menos consentida.

Hoy es un día cualquiera.

2 comentarios:

  1. Amigo Javier, ¿ quién monta las guerras? Y ¿quiénes son los que tratan de mirar a otro lado (haciendo lo mismo que hace la avestruz?; creo que ambas partes guardan un cierto parentesco o parecido, los de las guerras y los que no quieren ver el problema que tiene hoy Europa, se mueven por intereses: intereses por tener el poder, por tener el dominio de las personas y los territorios que conquistan con las guerras, con el sufrimiento de mucha gente inocente que mueren unos y otros tienen que migrar en busca de una tierra mejor que los acoja; pero la triste realidad la estamos viendo todos los dias o, como tú bien dices: hoy es un día cualquiera, pero, para los que sufren, todos los dias son "Un Dia Cualquiera".

    Una vez más, amigo Javier, tengo la esperanza de que algún día cualquiera, se pueda decir(aunque nosotros no lo veremos) que la barbarie, la sin razón, el odio, el egoísmo y los malos gobernantes, como he dicho antes que van cogidos de la mano de los que promueven las guerras, desaparezcan para siempre. Ya sé que soy un ingenuo, pero, me satisface mucho, poder decir cuales son mis anhelos aunque por desgracia no lleguen a producirse.

    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Esperemos que algún día se produzca lo que tu dices, pero amigo Vicente, ya estoy muy desilusionado de toda esta mierda, con perdón.
    Un abrazo

    ResponderEliminar