martes, 28 de febrero de 2017

Efímero




Llegó el Comandante. Se fue el Comandante. La vida es pura dicotomía. Lo es y seguirá siendo.

El paseo glorioso dado a las cenizas del Comandante Fidel, me han hecho pensar en lo efímero que es todo.

Sí, es efímero ya que aunque estuvo en la vida muchos años ahora lo único que han hecho los cubanos es presenciar el paso de una urna con sus cenizas.

Llegó el Comandante Fidel y mandó parar.

Se fue el Comandante Fidel y sus cenizas y solo se puede ver  una urna, no pueden darle las gracias por los años vividos durante su mandato.

Quiero resaltar que pase lo que pase la vida continúa.

Por muy importantes que seamos en nuestras vidas, solo es un paseo efímero.

2 comentarios:

  1. El Comandante, quedará reflejado en la historia según quien la cuente, amigo Javier. A partir de ahora, debería el pueblo cubano poder decidir su futuro, eso si sería importante.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ya veremos si el pueblo cubano puede decidir su futuro. El tiempo lo dirá, en realidad todo es como digo efímero. Un abrazo

    ResponderEliminar