lunes, 23 de octubre de 2017

Pobres



En el calvario de las crisis es cuanto más se ahonda en ella, más pobreza engorda en esas crisis.

Si nos fijamos, desde hace relativamente poco la pobreza campa a sus anchas en el mundo, eso sí, tal vez disimulada por una pobreza no tan visible.

La culpa de lo que está sucediendo es ni más ni menos por el ahogamiento sin miramientos, de la buena gente.

La Gran Depresión surgió por los excesos de unos pocos que habían afanado a los sufridos trabajadores que, por un mísero salario, sacaban adelante a una nación por las ganas de salir de su miseria.

Así se llegó a los excesos de una minoría que contagiaba sin compasión salir del agujero en que se encontraban que unos 'listos' se aprovechaban de esa buena gente.

La acumulación por acumular lleva sin remedio al despilfarro, en definitiva, al engaño. Es la minoría la que impone sus reglas.

Lo que seguramente no quieren saber que tanta acumulación de riqueza impide normalmente ver el bosque de la realidad.

Y la realidad no es otra que nos vamos de este mundo sin posible remedio para evitarlo.

Grandes fortunas se han despilfarrado a lo largo de la historia.
Esos son los que yo denomino los auténticos pobres.

2 comentarios:

  1. Amigo Javier, hablamos de la pobreza; el sistema que tenemos en la sociedad, tú lo sabes mejor que nadie todo lo que ocurre: el mismo sistema enriquece a unos pocos para que otros que son la gran mayoría, se hundan en la pobreza y en la miseria; esa es la verdad: para que haya ricos tiene que haber pobres. Esa es la gran desigualdad. En la era de ZP se creo el Ministerio de Igualdad, que poco ha durado y que pocas ganas tienen nuestros gobernantes de volver a restablecer dicho ministerio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Nunca han tenido ganas los políticos de eso que llamamos igualdad. no les interesa y además meten la mano en el cajón público y luego se van de rositas...Así nunca podrá haber igualdad.
    Un abrazo grande Vicente.

    ResponderEliminar