lunes, 2 de octubre de 2017

Decir la verdad



Difícil cuestión que planteo en mi reflexión: decir la verdad.

Este blog en el subtitulo reza: "Aprendiz de la vida. Busco la verdad". Esa fue la idea inicial cuando comencé esta andadura de expresar lo que pensaba y cómo veía, desde mi prisma, la vida.

Ahora ha llegado el momento de decir la verdad.

Si todos los que componemos una sociedad dijéramos siempre la verdad, quizá el mundo iría un poco mejor.

Cuando nos enfrentamos a las adversidades que encontramos en nuestras vidas, seguramente no tenemos en cuenta dichas adversidades que les ocurren a los demás y creemos por tanto que solo son nuestras.

Creo que cuanta más verdad digamos, expresemos o comuniquemos a nuestra gente, mejor estaremos indicando el camino para sembrar un buen hacer con nuestros semejantes.

Quizás, es muy posible que si escucháramos con atención lo que nos están diciendo la verdad, no tendríamos más remedio que seguir el ejemplo, y mejor nos iría a todos.

Pero no, nos encasillamos en nuestras mentiras que a base de repetirlas nos acabamos creyendo que son ciertas.

Intentemos que la próxima vez pensemos que es mejor decir la verdad. 

2 comentarios:

  1. Amigo Javier, estoy contigo, la verdad solo tiene un camino y la mentira muchos; el género humano por desgracia en gran parte es egoista, y como suele ser normal el egoísmo no casa muy bien con la verdad, suele estar más bien con la mentira.

    A veces pienso: que somos ingenuos por creer que, las barbaridades que ocurren por el mundo, como las guerras que generan miseria, muertes, hambre y nosotros nos quedamos siempre soñando en que, llegará el día que todo el mal que hay en el mundo por utópico que parezca, se resolverá.

    Creo que dentro de la mentira, se engendran casi todos los males.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Has interpretado perfectamente mi escrito.
    Un abrazo grande, de verdad.

    ResponderEliminar