sábado, 22 de septiembre de 2012

Escrito el diez de agosto de 2012

Una de las ventajas de estar en un lugar en donde no llega la cobertura de Internet, es que de vez en cuando voy al pueblo más cercano a comprar, entre otras cosas la prensa diaria.
Hoy lo primero que veo es un titular a cuatro columnas:
"El BCE recomienda a España facilitar más el despido y bajar los sueldos"
Como es lógico mi impulso inicial al escribir estas líneas se centra en lo más brutal, la afirmación del Banco Central Europeo al parecer no es suficiente la ley laboral de España dictada por un Real Decreto-Ley, es decir sin ningún consenso en el parlamento español.
La segunda parte del dicho titular me deja atónito por lo estrafalario que resulta decir que hay que bajar más los sueldos. Por supuesto no se deben de referir a los altísimos sueldos de todos los políticos que viven de nuestros impuestos.
No se si Rajoy es consciente por dónde nos está llevando esta política de Merkel y compañía. Creo detectar que Rajoy no está mínimamente asesorado en lo que a economía se refiere.
En 1996, cuando José María Aznar ganó las elecciones, la Deuda Pública Española era de 323.920 millones de euros, que suponía el 66% del Producto Interior Bruto.
En 2004, cuando Rajoy pierde por primera vez las elecciones, dicha deuda representaba el 46% del PIB,   20 puntos porcentuales menos.  Es importante señalar que la Deuda Pública Española alcanzó un máximo histórico en aquel momento con un montante de 389.942 millones de euros.
¿Cómo es posible entonces que en ése período de 8 años bajara  20 puntos con respecto al PIB?. Pues sencillamente que la economía española creció y mucho. Lo que significó que al disponer de más recursos el coste de ésa Deuda se hace menor, es decir se reduce el ratio de deuda, no que la Deuda se pague. Lo que es lo mismo, debemos enfrentarnos a la Deuda con CRECIMIENTO.
La estrategia de Rajoy de "pagar" la deuda alcanzando superávit del presupuesto es un fracaso total, por cierto ya experimentado en Grecia que se han sumido en la más espantosa política de ahogo a la población, sobre todo a la más débil.
Rajoy sólo sabe emplear el BOE como lo hacen los malos gobernantes.
¿Cuando se atreverá a hacer un gran pacto, contando con todos los partidos democráticos?
¿Cuando se atreverá a formular una Nueva Constitución en la que los ciudadanos contemos en las grandes decisiones?

No hay comentarios:

Publicar un comentario