viernes, 21 de septiembre de 2012

Escrito el siete de agosto de 2012

Hoy me conecté con twitter.
Cuando me despedí de mis seguidoras/es, fue el 27/07/12 por la noche.
He tenido una agradable sensación al ver que había bastantes personas que me echaban de menos.
No he podido estar mucho tiempo pues en la aldea en que estoy de esta maravillosa Galicia, no hay cobertura suficiente.
Pero por mucho que pienses que estas fuera de la rueda de la vida, siempre hay alguien que te recuerda, que estamos en este mundo, por cierto cada vez parece menos solidario y más egoísta.
He tenido oportunidad de leer algún periódico y veo que seguimos igual, con lo que yo llamo "la política del miedo".
Soy un aprendiz de la vida, siempre aprendo alguna cosa antes de ir a la cama.
Voy repasando mi vida con tanta nitidez que a veces me da algo de pánico.
Sé que no podré resolver las cosas que atenazan a este mundo, pero al menos, creo que me marcharé habiendo aprendido muchas cosas.
Envejecer es muy importante, las cosas se van viendo de otra forma. Me doy cuenta por ejemplo que amé menos de lo que hubiera querido.
Pero se que alguien se acuerda de mi por lo que dije o expresé en su momento y, creerme, siempre lo defendí con perseverancia, en definitiva, espero (que cuando ya no os esté dando la lata) algo haya servido mi paseo por la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario