martes, 1 de enero de 2013

Comenzando 2013

Comenzar es empezar, es descubrir, es esperar que algo llegue, como que mejor que comience algo que nos sorprenda.
Sorprender es algo maravilloso y siempre inesperado, aunque no sabemos si llegará, pero cuando al fin llega, es casi siempre especial.
Es una especie de ósmosis entre la llegada y la espera.
¿Y si nos miramos?
¿Y si nos comprendemos?
¿Y si nos amamos?
¿Y si lo hacemos todo a la vez, pero pausadamente?
¿Y si nos perdemos?
Y si...; sigamos, somos la envidia del mundo.
Atención se acabó el 2012.
Cuidado viene el 2013.
¿Para los supersticiosos?
Los acontecimientos por venir, tienen esa magia en su acontecer.
365 días , son muchas horas, muchos minutos, muchos segundos.
El tiempo que todo nos marca.
Nos distribuye nuestros pensamientos, los agita en la coctelera siempre de la sorpresa.
Tomamos impulso para que ese mismo tiempo nos vaya aclarando nuestro proceder en la vida.
Siempre la vida, ese misterio que nos empeñamos en planificar y no podemos, pues las variables que lo hacen posible no las conocemos de antemano.
Disfrutemos de los momentos... esos momentos que no volverán.
Simplemente, la vida.
Abramos la ventana de la FELICIDAD, que entre toda la fuerza posible con las mejores brisas de la vida.
No os olvidéis de sonreír, sobre todo cuando vienen mal dadas, es lo que más les descoloca a los que nos están ahogando con sus políticas de sólo números, no personas.
La FELICIDAD, eso es lo que sólo nos tiene que preocupar, para que nuestro alrededor haya verdadera PAZ.
No cierres la ventana a la FELICIDAD.
No es una utopía, es una realidad.
Dando lo mejor de nosotros a toda la gente sin distinción, tu sonrisa ante las injusticias, ante las barbaridades de esta sociedad que quiere fagocitar todo lo que somos  a base de golpes de decretos.
Qué ilusos son, no tienen ninguna ilusión porqué luchar. Son unos marginados de la verdad.
La gente se afana por tener una casa estupenda, un magnífico coche, una casa en el campo, en la playa, todo lo mejor (que creen que es lo mejor).
Pero lo mejor es otra cosa, es dar, no tener y no  acumular. Lo mejor es que te valoren, no por tu 'estatus', sino por como eres. No por cuanto tienes.
Me gusta la 'buena gente'.Comenzando 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario