domingo, 20 de enero de 2013

Dependencia desde 2007 a 2011



Foto Europa Press

Entre esas fechas lo único que ha habido ha sido un despropósito de la gestión total del sistema de dependencia.

La opacidad de esta ley de financiación es inimaginable.

Según fuentes del ministerio de Sanidad y Política Social (rimbombante nombre a un ministerio) se asegura que desde abril de 2011 no se pagan a las comunidades por las personas fallecidas porque  -al fin- se coteja ese dato con el Ministerio de Justicia. Al fin.

Asombro me produce y por supuesto una indignación mayúscula saber que comunidades como Extremadura asegura que el sistema informático les ha perdido en estos años hasta 24.000 expedientes.

¿No es esto escandaloso?

Este sistema informático costó la friolera de 14 millones de euros.

¿Se puede estar 'jugando' con la dependencia de esta forma?

¿Nadie pone coto a tal monstruosidad?

El informe del Tribunal de Cuentas tiene dos conclusiones que me dejan electrizado con este tema tan delicado de la dependencia:

  • Que el Gobierno ha pagado a las comunidades 46,8 millones de euros sólo por una de las vías de financiación de la ley, lo que se denomina el nivel mínimo por el que desembolsó 4.600 millones de euros en el período.
  • Y otra conclusión que me deja atónito, que hay decenas de miles de dependientes que aún están esperando la ayuda a la que tienen derecho, mientras otros muchos fallecen sin recibirla.

¿Se puede ser tampoco ético y amoral para permitir esta atrocidad en pleno siglo XXI?


Parece ser que la dependencia no tiene sitio en una sociedad avanzada.

2 comentarios:

  1. Mi experiencia en la dependencia me dice que al menos en mi entorno esto no es cierto... Durante años trabajé con dependientes y al menos en mi pueblo muy pocos, casi ninguno cobraban directamente, se les prestaba atención por medio de auxiliares que cobraban directamente del ayuntamiento, por lo que una vez fallecía la persona se suspendía el servicio, y las pocas personas que optaron por cobrar y después contratar adelantaron de su bolsillo el dinero con la promesa de cobrar después y en muy pocos casos llegaron a hacerlo... eso sí que es verdad, fallecieron y no cobraron.

    ResponderEliminar
  2. copio mis palabras..."decenas de miles de dependientes que aún están esperando la ayuda a la que tienen derecho, mientras otros muchos fallecen sin recibirla"

    ResponderEliminar