sábado, 10 de agosto de 2013

Contundencia

Hablar de contundencia de Rajoy en el Parlamento; tengo mis dudas. Leo en El Correo Gallego la crónica personal de la periodista Pilar Cernuda del 2 agosto 2013, que dice que vio a Mariano Rajoy en el 'debate' con  contundencia en su discurso.

Tengo mis dudas, sobre todo desde el punto de vista estrictamente político y no judicial, que eso es otro tema. Se trataba de dar explicaciones sobre la presunta financiación irregular del Partido Popular, algo que la ciudadanía venía solicitando por activa y por pasiva en comentarios sobre todo en determinados periódicos y redes sociales.

 Llevamos mucho tiempo en que los distintos medios de comunicación al uso, nos están bombardeando según los dictados de determinados grupos políticos y ello hace que la opinión pública no sabe a ciencia cierta cual es la verdad de todo este caso llamado ' barcenas' o más propiamente dicho el caso de la 'financiación del Partido Popular'.

Pilar Cernuda en su artículo hace hincapié, como algunos periodistas, en darnos una visión de un debate (perdonarme pero creo que no fue un debate, sino simplemente lisa y llanamente una lectura de unos folios preparados por sus asesores y que por leer leyó hasta los 'fin de la cita', (que en los escritos se ponen para articular incluso las pausas para los aplausos).

En fin a mi, el presidente me pareció que la flema galaica brilló por su ausencia, metiéndose en un terreno peligroso, en vez de tomar el toro por los cuernos y explicar lo que ha pasado durante 20 años en el Partido Popular.

Hizo todo lo contrario a un debate, se limitó a leer lo que le habían escrito e incluso las respuestas también las leyó, por lo que no contestó a ninguna de las preguntas que le hicieron; no se salió de lo que le habían argumentado y escrito sus asesores.

Tuvo un gran error para mi percepción, que  fue nombrar 16 veces a Barcenas, pero para decir que la oposición -con su cabeza visible Rubalcaba- haciendo citas de casos como el Gal  y olvidarse que su partido cerró en falso el caso Naseiro.

Esgrimió lo que el dice es importante, es decir su mayoría absoluta.  Presidente sabemos los ciudadanos de a pie que existen dos varas de medir la acción política, la justicia de los tribunales y el buen hacer político . A Mariano Rajoy se le olvidó,  a propósito, que no se le hacía un juicio a el personalmente, sino que era un debate para que explicara la financiación de su partido.

No  olvidemos que es el presidente del Partido Popular, y por lo tanto el máximo responsable del mismo. Otra vez la soberbia del presidente se apoderó de él y lo atrapó. Hizo lo que le dio la gana como sí estuviera en su plasma.Fin de la cita.




No hay comentarios:

Publicar un comentario