miércoles, 6 de julio de 2016

Derecho democrático



De vez en cuando hago un repaso a los Derechos Humanos con una lectura rápida, concisa, precisa y que por cierto lo que pone, no se cumple en la mayoría de los países. ¿Cuántos países existen  en este mundo? Por ahí he encontrado que están censados como países soberanos 194.

Derecho a ser escuchado, derecho al respeto de cada persona que poblamos los distintos lugares en donde se puede vivir.

Vivir, de eso se trata, pero vivir sin que nadie nos presione, y no para hacer lo que los demás quieren que hagamos para los 'otros', para su beneficio.

En un país democrático el derecho fundamental (según mi opinión) es poder expresar las ideas de cada cual.

Pero siempre debemos de tener muy en cuenta en nuestras vidas que no solo existe un derecho, existen todos los DDHH. 

Es un derecho democrático.

2 comentarios:

  1. Amigo Javier, dices que hay en el mundo unos 194 paises censados como soberanos y que muchos de ellos, apenas cumplen con el mandato democrático de los DDHH.

    ¿Se puede decir que es bastante normal el incumplimiento de este mandato de Naciones Unidas? Quiere decir esto, con toda normalidad, que se pasan por el "forro" la mayoría de naciones del mundo, sin que nadie se escandalice.

    Creo que si el mundo tiende a ir progresando, hay demasiados palos en las ruedas y muchos gobernantes que hacen caso omiso al cumplimiento de este mandato. Puede ser que el mundo en vez de ir a mejor, vaya a peor.

    Hay mucha hipocresía entre el mundo que nos gobierna. Dudo mucho que algún día podamos estar satisfechos de haber alcanzado buenos resultados en esta lucha, para eliminar las desigualdades y sufrimiento de la gente por las injusticias en este mundo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Según los datos que he visto, es claro que la mayoría de los países, como tu dices se lo pasan por el forro de lo que quieras.
    Creo que vivimos en una pantomima teatral continúa, pero hay que seguir cada cual con nuestro granito de arena y al menos paliar en nuestras posibilidades este merdel que hay de mundo, que a pesar de todo, merece la pena vivir.
    Un abrazo, amigo Vicente

    ResponderEliminar