miércoles, 13 de julio de 2016

La representación en la política



Hace tiempo que estamos en un cambio. José Luis Sampedro lo definió perfectamente, estamos en un cambio, pero al estar dentro de él, resulta que no sabemos qué tipo de cambio es.

Sabemos que estamos en un cambio. Lo noto, fundamentalmente porque desde el 15-M, comenzábamos a cambiar. 

Entonces no nos sonaba mal que determinadas personas y colectivos empezaban a expresar que estábamos hartos de que sus políticas y políticos, solo se ocupaban de sus intereses y sus integrantes de sus cúpulas y ya un día sí y otro también saltaban a la actualidad casos de corrupción difíciles de asimilar para la mayoría de los ciudadanos.

Se ocuparon las plazas más importantes de diversas ciudades españolas, acampando y haciendo asambleas de información a los ciudadanos.

En realidad se tornaba en cierta manera a aquellas plazas democráticas de los clásicos griegos, que declamaban y discutían de los asuntos públicos.

He sentido que en las elecciones del 20-D, se cambió la manera de votar. Se produjo la 'sorpresa' que había que pactar seriamente para poder gobernar.

Creo que las formaciones políticas en general, tuvieron mucha soberbia para poder intentar llegar a buen término.

Y en esas estamos después de las últimas elecciones del 26-J por motivo fundamental de las luchas internas de dichas formaciones, veremos en dónde desemboca ahora la representación política.

4 comentarios:

  1. Yo también he pensado esto varias veces Javier; para reflexionar un poco, hice lo que hacemos los técnicos cuando queremos entender algún proceso puntual, es decir, agrandar el escenario. Pon, por ejemplo, que cogemos 200 años y analizamos lo mismo que acabas de mentar; ¿qué ves?
    Sigues siendo de las personas más tenaces que he conocido, y te felicito.
    Luis

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Luis. En realidad creo de verdad que tenemos unos políticos en general que solo miran su ombligo y no el de todos de los electores.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Aunque resulte desesperante amigo Javier, ver como aún actúan los politicos, a pesar de haber recibido el mandato en las urnas de que la política ya nada será igual, se acabó el bipartidismo y, habrá que negociar con todas las diversas fuerzas politicas para la formación de futuros nuevos gobiernos.

    Creo que, como decía el amigo José Luis Sampedro, estamos metido de lleno en un proceso de cambio y nos es difícil percatarnos de ello. Estoy convencido de que nuestros gobernantes aún no se han adaptado; se va a necesitar tiempo para que vuelva todo a la normalidad dentro del cambio.

    También es verdad que, si hubiese habido buena disposición y buena voluntad para hacerse cargo de los problemas que tiene nuestro país, hoy ya tendríamos un nuevo gobierno de cambio y progreso, pero, a los políticos les ha sobrado, soberbia, arrogancia y algunos, el haberse creído los más listos; también hay que decirlo, les ha faltado el buen espíritu ganador, el ser más humildes y tener una buena dosis de buen comportamiento, de ser más humanitarios y el de haber estado exclusivamente al servicio del pueblo, sobretodo de los que más sufren.

    Es evidente que no ha sido así, parece que hay algún politico que si pudiera volver atrás, lo haría. Creo que ahora ya es tarde, por desgracia el panorama político ha cambiado. ¡¡Una gran lección para algunos politiquillos, aunque sobradamente preparados, les ha faltado una gran dosis de humanismo, humildad y sobretodo experiencia que no se da en la universidad.

    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Vicente, sigo insistiendo, ya sabes que lo he escrito varias veces, el problema fundamental es que nunca hemos tenido una verdadera izquierda unida, pero unida de verdad, auténticamente. Ya me entiendes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar