domingo, 14 de septiembre de 2014

Canallas

Resulta que ahora no se puede decir lo que se piensa, porque si se hace, nos llamamos canallas.

Al parecer cuando alguien muere, siempre se dice: 'que bueno era' y nos olvidamos que la condición humana es muy especial y en algunas ocasiones no admite que se pueda decir que esa persona era o fue buena, pero siempre tendremos algún rincón de nuestra alma o conciencia o como se quiera denominar a eso que se queda incrustado alguna vez en nuestra vida.

Me refiero a que a lo largo de nuestra vida, alguna vez, y digo sólo alguna vez, es posible que hayamos  propiciado alguna tropelía que (sin querer) hemos hecho daño a alguna persona o colectivo. 

Por tanto,  cuando alguna persona por razón de su cargo, profesión o simplemente con su trabajo, es posible que haya ejecutado acciones (sin querer) que han propiciado un mal en alguna persona o colectivo.

Últimamente he leído loas del buen hacer del ahora fallecido Emilio Botín (D.E.P.); creo que no es insultar, cuando se ha dicho que dicho señor podía haber evitado muchos males a sus semejantes, concretamente con las 'hipotecas basura'.

Dicen de este señor que "aportó más bienestar e hizo más caridades de lo que jamás ha hecho los canallas de los escraches".  Esto lo dice Salvador Sostres en su columna de el periódico El Mundo.

Sólo tengo que recordar los suicidios que han sucedido por no poder pagar las hipotecas de sus casas de  muchos ciudadanos.

Qué lo vamos a hacer, habrá que seguir siendo canallas.

10 comentarios:

  1. En nuestra cultura cuando uno la palma, parece que redime sus pecados con el hecho de irse al hoyo, pero hay que tener memoria y ser más fríos o "canallas " y dejarse de pasar la mano, que se recuerde por sus acciones.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Siempre me irritaron los panégiricos a los fallecidos que fueron una mala gente en vida. Anónimos o famosos, a estos últimos, además, personajes de la historia en mayor o menor medida, no se los puede enjuiciar con la bobez del 'pobrecito que se ha muerto', porque sus biografías están al alcance de todos. Decir de un dictador genocida -como Franco- que fue bueno porque está muerto es tan absurdo como esas loas a un individuo como Botín, un pirata de las finanzas, que, además, metía la zarpa en asuntos políticos para que se legislase a su conveniencia. Justo sería decir que uno menos, sino fuera porque ahí está su señora hija para seguir haciendo las mismas cabronadas que su papá. Abrazo de osa.

    ResponderEliminar
  3. Mi padre decía que si alguien quiere que le consideren bueno, solo tiene que morirse.
    En cuanto a Sostres, Manuel Pacheco, poeta oliventino escribió:
    "Escribes como cagas,
    ¿tienes diarrea?
    Sostres tiene el cerebro lleno de mierda.... Un abrazo Javier, y disculpa el comentario tan escatológico.
    Por cierto, a la tercera la vencida, por fin conseguí publicarlo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario, perfecto como todos los tuyos.
      Pienso lo mismo que el poeta oliventino Manuel Pacheco.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. El 10% de los desahucios según unos escritos, investigados, de Ada Colau son del Santander

    ResponderEliminar
  5. Es verdad que, en este perro mundo, cuando uno se muere, pasa a ser visto como: bueno, generoso, amable......etc., nunca será considerado lo contrario, amigo Javier.
    Pero en el fondo a pesar de todo, y sin valoraciones hipócritas sabemos quién es quién.
    En el caso del fallecido expresidente del Banco de Santander Emilio Botín, no creo en las bondades y ayudas que este señor, haya podido hacer a los pobres que tenían una hipoteca; este banquero muy en particular ha defendido lo suyo que era si no me equivoco: formar parte del gran "Lobby" o grupo de poder de la Banca española y sobretodo mundial; Botín con quienes se llevaban bien era con los políticos que al cabo y al fin le servían a sus intereses que, no era precisamente ayudar a los pobres desahuciados ni a los desesperados que acababan suicidándose por no poder hacer frente al pago de su hipoteca.
    Javier, muy acertado tu escrito sobre las declaraciones de Salvador Sostres en el Diario El Mundo. Creo más bien en la actitud canallesca de este individuo, por sus declaraciones contra los escraches.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Amigo Vicente, apostillas perfectamente con tu comentario todo lo que sucede con estos hombres de la patria. Cuánto daño han hecho!!

    ResponderEliminar