viernes, 19 de junio de 2015

Ahora, perdonamos

Ahora perdonamos los desmanes cometidos por los políticos durante tantos años, como si nada hubiera ocurrido desde hace más de 20 años.

¿Para cuando saldamos los desmanes traducidos en nuestros dineros públicos?

¿Borrón y cuenta nueva?

¿Por qué? ¿Qué delito hemos cometido los ciudadanos? ¿Clase, casta? Qué más da, nos han dejado sin nuestros dineros. Y eso en un país que se dice democrático, eso no puede ser de ninguna de las maneras. No.

¿Por qué tenemos los mismos que cargar con las culpas de los demás? ¿Para cuándo dejaremos de sufrir?

Amigas y amigos, no nos dejemos embaucar de nuevo por los políticos (algunos) y digamos sin ambages a ellos cuando no cumplan lo que dicen sus programas; tampoco vale enmascararse en las actuaciones por pactos no muy confesables. Luz y taquígrafos tenemos que reclamar sin darles ningún respiro.

Tienen que cumplir lo prometido. Nada tenemos que dejar en el aire. Todo tiene que ser justificado a los ciudadanos, que para eso han sido elegidos.

Amigas y amigos no nos dejemos ganar la partida, tenemos que ganar nosotros los administrados.

No dejemos ahora perdonar los desmanes que han cometido. No.

2 comentarios:

  1. Amigo Javier, tienes razón, ¡¡ no nos dejemos engañar!!; la impotencia es brutal, este mal no es de ahora, ocurre siempre y siempre se van de rositas los mismos; no podemos luchar contra un sistema donde mandan siempre los mismos; ahora parece que se vislumbra una posibilidad de poder cambiar las cosas. Esperemos que ese cambio tan esperado venga por fin, lo necesita el pueblo, lo necesita la democracia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Javier, tienes razón, ¡¡ no nos dejemos engañar!!; la impotencia es brutal, este mal no es de ahora, ocurre siempre y siempre se van de rositas los mismos; no podemos luchar contra un sistema donde mandan siempre los mismos; ahora parece que se vislumbra una posibilidad de poder cambiar las cosas. Esperemos que ese cambio tan esperado venga por fin, lo necesita el pueblo, lo necesita la democracia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar