domingo, 9 de junio de 2013

Después de todo


Después de todo parece que hará falta más capital para los bancos. A esto lo llamo "burbuja de capital"

Dada la ingente cantidad de millones de euros inyectados a los bancos privados, resulta que  esa gran boca no tiene hartura y empieza a verse que el sufrido ciudadano, sí tiene hartura de tanto inepto que mueve los hilos de dicho capital y sus aledaños.

El maloliente Fondo Monetario Internacional (FMI) teme que la recesión (fijaros bien como ha cambiado de término, antes lo denominaban crisis provocada por nuestras 'posibilidades') dice daña a las entidades y al crédito.

Sigo sin entender por qué el Gobierno de España no gestiona con un banco público los créditos que tienen que fluir para poder crear consumo y a su vez crear empleo. Se empeñan estas entidades privadas (léase bancos privados) en invertir en deuda con los dineros de sus rescates, en vez de emplearlo en dar créditos a las Pymes y ciudadanos para (como dice ahora el ejecutivo 'emprender' un negocio) crear empleo.

Esta pescadilla que se muerde la cola no puede seguir en esta guisa, pues las 'posibilidades' tienen fecha de caducidad y las personas se van a otros países a probar 'fortuna' para trabajar. Mientras tanto un ingeniero español ha ganado el Premio de Inventor Europeo del Año. Quiero decir con esto que aquí tenemos gente muy preparada para crear empleo, que es de lo que se trata. 

Para probar la eficacia de la fórmula que el Gobernador del Banco de España  -con el Salario Mínimo Interprofesional (SMI)-  esa gran idea, sugiero que se ponga ese sueldo él mismo y dar ejemplo (sólo para dar ejemplo) a ver que tal resulta el experimento, que sin duda (según el) tendrá un efecto fulminante de creación de empleo.

"Lo estáis haciendo muy bien, con permiso de la macroeconomía", así lo indican los informes del BCE y la Comisión Europea. Después de todo existen personas que tienen muy buenas ideas. Como Dios manda, después de todo.           

4 comentarios:

  1. Si Javier, lo están haciendo muy bien. ¡¡Que se apliquen ellos la misma receta que nos dan a nosotros, qué gentuza, y nos la tenemos que tragar!! ¿ Hasta cuándo?
    Un abrazo, Javier. Vicente

    ResponderEliminar
  2. Si Javier, lo están haciendo muy bien. ¡¡Que se apliquen ellos la misma receta que nos dan a nosotros, qué gentuza, y nos la tenemos que tragar!! ¿ Hasta cuándo?
    Un abrazo, Javier. Vicente

    ResponderEliminar
  3. Aunque resulte reiterativo, no les importamos... A ellos les va bien así. ¿Para qué cambiar?

    ResponderEliminar