lunes, 8 de julio de 2013

Ceguera ideológica

Llevamos demasiado tiempo en las cuerdas ideológicas de los partidos políticos y se  empeñan en no ceder ni un ápice en  sus respectivos dogmas.

Desde el comienzo de la llamada democracia a raíz de la publicación de la Constitución española de 1978 firmada por el Rey a la sazón Jefe de Estado, nunca  -que yo recuerde- se ha llegado a ningún acuerdo para el bien de todos los españoles sin distinción alguna, que vivimos en la 17 comunidades autónomas, creadas al albor de una serie de artículos específicos de  la Carta Magna.

Quiero resaltar la falta de visión  de todos los Presidentes que hemos tenido. Hubo una época  -por cierto la más prolongada- de un Presidente, que según los expertos en el tema, hizo de sus decisiones políticas, algo que recordaremos como que España no la iba a conocer ni la madre que la parió.

Puede ser, pero siempre he tenido la sensación que en realidad siempre nos han dejado sumisos y obedientes en cada una de las etapas de los distintos gobiernos, con las fuerzas inapelables de los amos del mundo, que no son otros que los que rigen de verdad los destinos de nuestras vidas: los mercados, para entendernos la 'pasta' que inunda cualquier decisión que se haya tomado con apariencia de que son decisiones democráticas.

Pero, sí podíamos haber intentado unir voluntades dentro de nuestro país y no cada vez más diferencias irreconciliables las más de las veces; naturalmente me refiero a nivel de Estado y dejarnos de enroques ideológicos de 'tú más', que lo único que nos llevan es ahondar los odios culturales , de idiomas, de religiones, haciendo que la ausencia de estos acuerdos con todos los partidos, que estemos en estos momentos  tan desunidos, tan desorientados, tan cansados de tanto sin sentido.

Leo con pena y mucha tristeza que España 'da vergüenza'. Y más pena y tristeza me invade cuando repasando nuestra historia reciente de mi país no veo de verdad ningún gran pacto de Estado que una en vez de desunir, haciendo más amplia la brecha entre las distintas religiones, culturas y costumbres de esta variada 'piel de toro'.

¿Por qué no aunar esfuerzos limando diferencias? Acercar posiciones a base de puntos coincidentes es dejar las ideologías en su justo término para ser generosos con un esfuerzo unificador en temas sustanciales en un Estado Democrático de Derecho. No, no me gusta, no quiero ceguera ideológica.

6 comentarios:

  1. Querido amigo... la ideología murió con la Constitución y dió paso al "interés" Hace mucho que dejé de confiar en los partidos políticos, gracias a los propios políticos que los gobiernan. En alta política, no se da puntada sin hilo y todo tiene un porqué.

    ResponderEliminar
  2. En definitiva, nunca hemos tenido una verdadera democracia. Gracias Arty.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente así es... hemos vivido en una falsa democracia que nos ha tenido deslumbrados todo este tiempo. Ahora toca despertar del sueño. Y el despertar es terrible porque nos damos cuenta que no hay manera de derrocar esta "dictadura", no valen ni revoluciones ni armas. Ni siquiera nos queda esperar que este dictador muera de viejo... es inmortal. Toca reinventarse. ¿Sabremos?

      Eliminar
  3. Tenemos que cambiar el sitema, mi querida Cata. Es la única salvación de esta dictadura.Tebremos que hacerlo.

    ResponderEliminar
  4. Tanto que se quejaban muchos de que Portugal era un satélite de Reino Unido y resulta que España lleva 37 años siéndolo de Estados Unidos. Puede que más. Eso sí, si sale un líder serio creo que debería rezar más por su vida. No, no hablo de Aldo Moro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Razón llevas Víctor. Cambiar el sistema es la solución, pero ¿quien pone el cascabel al gato?
    Un abrazo

    ResponderEliminar