miércoles, 29 de octubre de 2014

Creo en mi país

No se quien le escribe los discursos a Rajoy, pero desde luego parece que es enemigo del presidente del Gobierno de España.

En un acto en Murcia, con alcaldes del Partido Popular, siguió la linea del discurso  monotemático ya que apeló a lo de siempre, a la recuperación económica y al desarrollo de infraestructuras de los últimos 20 años (está visto que se apunta a todo). ¿Entonces gobernaba el?

En su intervención soltó algunas 'perlas' como: "Se han producidos cosas que no nos gustaría que se produjeran, pero la justicia está actuando. Unas pocas cosas no son 46 millones de personas".

Esto, señor presidente del Gobierno de España, es soslayar un gran problema que tiene su Partido Popular desde que se destapó el caso Gürtel.

La última andanada la ha protagonizado el que fuera el número dos del gobierno de la CCAA de Madrid presidido entonces por Esperanza Aguirre, al ser detenido por la Guardia Civil Francisco Granados, en una redada de Anticorrupción.

Rajoy parece que no cree en el país que dice gobernar ¿...?, deja caer como el que no quiere la cosa, que esas pocas cosas, son personas que mayoritariamente provienen o son del Partido Popular.

Otra 'perla' que dejó caer en Murcia fue la siguiente: "Es que eso de la alta velocidad no existe en ningún lugar del mundo, ni las infraestructuras de ferrocarril, ni de autopistas, ni de aeropuertos".

Esto lo lanzó para hacer frente al desafío soberanista catalán, pero también se podía referir a algún aeropuerto en España que nunca ha tenido aviones.

No estoy de acuerdo en no afrontar los problemas que tiene mi país, este desgobierno está haciendo lo que un buen estadista nunca hace. 

Este presidente nunca se enfrenta a la realidad, nunca toma decisiones a favor de los ciudadanos que dice gobernar. Nunca da la cara ni con Bárcenas, ni con Rato ni con el ébola, ni con Acebes, ni por Cospedal. No da la cara y no soluciona el gran problema que tiene su partido.

Señor presidente del Gobierno de España, usted parece no querer solucionar los grandes temas prioritarios de mi país.

Pero yo sí creo en mi país.


4 comentarios:

  1. Como siempre lo clavas, Javier, y te envidio por creer en este país, yo de momento no lo puedo hacer, pienso en los toros de la vega, en las mayorías absolutas en el País Valencià, en la burrez del españolito, de su falta de reacción, en la estulticia de mis colegas de prensa, en la inmoralidad de los políticos... menos mal que se salva cuando pienso en las Rías Baixas y en el Museo del Prado, en el Arqueológico o el de Cuenca...

    Abrazo enorme

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, querida Luisa. Mi comentario y título de Creo en mi país, es para decir en realidad que no creo en el toro de la Vega, en las mayorías absolutas, en la falta de rección de los españolitos, en las estulticias, en la no ética de los políticos, en definitiva creo en la buena gente que está esperando a los buenos políticos que creo los hay, pero no creo de ninguna manera a toda esta caterva de sinvergüenzas.
    Un abrazo de oso muy cabreado, pero creo en mi país.

    ResponderEliminar
  3. Amigo Javier, este presidente a mi parecer, es el peor que hemos tenido desde el inicio del proceso democrático; este presidente es posible que, al final tenga algo que ver con la justicia; no tiene sentido que se vaya de "rositas" sin dar explicaciones del caso "Gürtel" y de los sobresueldos que, él y toda la cúpula del PP se han embolsado durante más de 20 años. Es injusto ver una vez más, como hay varias varas de medir lo que es delito (según quién delinque) y como sigue reinando la impunidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Vicente, creo que estamos asistiendo a la mayor y espectacular estafa de la 'democracia'. Así ya no se puede seguir, eso está medianamente claro. Pero yo me supongo que están dilatando las causas abiertas para que se puedan ir re colocando en otros trabajos. Pero ya no se puede soportan tanta sinvergonzonería. Ya no.
    Un abrazo

    ResponderEliminar