domingo, 26 de octubre de 2014

País invisible


En cuanto me he puesto a escribir esto que voy a relatar, mis miedos afloraron de inmediato, no he podido remediarlo aunque os juro que lo he intentado con todas mis fuerzas, que por cierto van flojeando.

Creo que este país que quiero a rabiar, está francamente en carrera hacia un abismo en casi todos los sentidos.

No hay día que no me levante de la cama y me pregunte ¿pero a dónde vamos? ¿hasta cuando nos seguirán sangrando?

Tengo la sensación casi de vacío, que seguiré siendo un aprendiz de la vida, sin remedio, y ver que al final este país sepa salir de esta situación tan especial a la que unos  llamados dirigentes desde hace 36 años nos han disparado con sus arcos hasta esta situación, que difícilmente saldremos de ella.

Ahora mismo tengo esa sensación tan extraña, como si tanto dinero afanado fuera invisible. Más de 1660 casos de corrupción abiertos.

Si, invisible a todos los ciudadanos que poblamos este país, que hace algún tiempo no tan lejano tuvo la ilusión de salir de una etapa muy nefasta.

Solo se que este país ha llegado a ser país invisible.

2 comentarios:

  1. Amigo Javier, parecidos síntomas tengo yo con la sabida y conocida por todos de la sangrante corrupción que tenemos; corrupción a la que nadie puede poner remedio, o no quieren. Tengo la absoluta certeza de que este problema es irresoluble por el actual poder político, ya que el actual poder es quien la ejerce y no está por la labor.
    Es lamentable, pero todos los dias hay nuevos casos de corrupción que la encabezan distinguidos y honorables personajes. La corrupción ha llegado a todos los extremos de la sociedad. Dicen: -deberían ponerse de acuerdo los dos grandes partidos para poner fin a esta lacra de corruptos-, ¿de verdad, alguien cree que para guardar las gallinas tenemos que poner de guardian al zorro que se las va comiendo, alguien puede creer semejante desfachatez?, sinceramente, creo que no. La solución inmediata sería a mi entender la convocatoria anticipada de nuevas elecciones generales.
    Es verdad lo que dices, vamos hacia un abismo si no se pone remedio; el nivel de malestar, de incertidumbre y de impotencia es tal que, la única solución posible es lo que muchas veces hemos aclamado a los cuatro vientos. ¡¡ La solución la tiene el pueblo, con la fuerza de la razón por el cambio, cansado de tanta sinvergüenceria!!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Vicente, hasta que no tengamos un Nuevo Sistema, con los poderes separados, no habrá verdadera justicia. Deseo que no muy tarde algo tenga que cambiar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar