martes, 28 de octubre de 2014

De Madrid al Cielo

Es posible que muchos de los que me leéis, os acordéis perfectamente de esta frase. Pero no se si todos sabéis que fue también una película dirigida por Rafael Gil realizada en 1952, que  situaba en Madrid de principios del siglo XX, a dos jóvenes  que intentan abrirse camino como artistas; la protagonista femenina como cantante y el protagonista masculino, lo intenta como pintor famoso.

La frase con la que comienzo mi escrito, también tiene origen en un refrán que pudo hacerse famoso a finales del siglo XVIII a raíz de las reformas del rey Carolo III, que realizó para embellecer la ciudad de Madrid.

Gracias a este rey Madrid pasó de ser un pueblo anticuado castellano a convertirse en la capital del reino de España.

Aunque el origen más fiable de esta expresión, relaciona el refrán con la obra del dramaturgo del Siglo de Oro, Luis Quiñones de Benavente que tituló "Baile del invierno y del verano". Dentro de esa obra hay unos versos que dicen:

"Pues el invierno y el verano,
en Madrid sólo son buenos,
desde la cuna a Madrid,
y desde Madrid al Cielo"

Mucho  tiempo ha pasado, y ahora tenemos un Madrid, que de todo menos el Cielo.

Esto es un avispero de ladrones de  guante blanco que en vez de hacer suyo de 'Madrid al Cielo', nos sitúan en un 'Madrid al Infierno'.

8 comentarios:

  1. Carolo III la llevó al cielo a ahora la han dejado caer... Buen día amigo Javier <8>

    ResponderEliminar
  2. Pero de qué manera, y todavía siguen.
    Espléndido día tengas, Catalina

    ResponderEliminar
  3. Exactamente fue Esquilache a quien Carlos III encomienda esas reformas, entre las que destacan alcantarillados, Parque del Retiro, prohibición de capa y espada o la obligación de ir con la debida higiene y presencia, para poder acceder al parque del Retiro, obteniendo por todo ello la recompensa de una buena escolta del rey, para evitar el linchamiento popular y poder llegar vivo a su tierra natal, en Italia.

    ResponderEliminar
  4. Fue un individuo más listo que los que tenemos ahora, que solo chupan de nuestra paciencia.
    Gracias

    ResponderEliminar
  5. Pronto diremos: "PODEMOS". Volver a la mítica frase " De Madrid al Cielo".
    Amigo Javier, sería un buen síntoma, las cosas irian mucho mejor al no haber tantos chorizos y tantos sinvergüenzas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. De Madrid al Cielo y un agujerito para verlo :-) No sabía lo de la pelicula... Recuerdo el MAdrid de Tierno Galván, cuando salí de esa ciudad gobernaba aún Juan Barranco. No quiero ni pensar qué atrocidades habrán perpetrado esta recua de ladrones inútiles que hasta están dejando morir los hermosos árboles de mi ciudad... todo lo envilecen estos cabrones. A ver si los madrileños recuperan el sentido común y ponen en la alcaldía a alguien que Pueda devolver todo lo que estos cabrones han destruido.
    Un enorme abrazo

    ResponderEliminar
  7. Creo, esta es mi sensación, que por fin podemos tener a alguien que encauce esta desastrosa situación que nos han dejado estos salvajes e ineptos sinvergüenzas.
    Grade mi abrazo

    ResponderEliminar