sábado, 11 de octubre de 2014

Modelo de conducta

Durante nuestra vida, vamos aprendiendo sin cesar. Empezamos desde que salimos del claustro materno, y lo primero que tenemos que hacer es aprender a llorar, para entre otras cosas, demostrar que estamos vivos.

Poco a poco aprendemos a sentir que ya no estamos cómodamente en donde estábamos en ese claustro, y tenemos que aprender a comer. Más tarde  a distinguir en qué nuevo hábitat nos han puesto.

Y así 'pian-pianito' comenzamos a dar nuestros primeros pasos, no sin antes hacer toda clase de cabriolas de circo jaleadas por nuestros progenitores. Así pues, cuando vemos y sentimos que nuestras piernas nos responden a los impulsos de nuestros deseos para ir de un lado para otro, entonces comenzamos un 'contra- aprendizaje'.

Resulta que oímos y volvemos a oír eso de 'niño, estate quieto', 'niño eso no se hace' 'no te subas ahí', ' niño, eso no está bien'.

En fin  -dando un salto en este aprendizaje-  nos damos cuenta que hemos fallado a nuestra gente, no hemos actuado con las pautas que nos enseñaron, en definitiva no hemos actuado con las ideas que nos inculcaron.

Y cuando ya tenemos los derechos y deberes, entonces empezamos a aprender a ser rebeldes, decimos a muchas cosas que no, que esas cosas no son las adecuadas; comenzamos entonces otro 'contra-aprendizaje', pero esta vez ya con más años, y eso (en principio) debería ser mejor, pero nos dicen que no, que es todo lo contrario, que es incluso mucho peor.

Pero lo peor de verdad de todo este aprendizaje y contra-aprendizaje, es cuando ya empezamos a creer en la gente en general y llega la realidad (que es a veces muy tozuda) y nos da en toda la cara y ¡zas!, ya no hay remedio.

Hemos creído que hemos aprendido lo que es la democracia, y sin embargo la realidad es otra, una realidad muy cruda, y encima no podemos hacer nada, sólo cabrearnos y la indignación a tope todo el día sin parar.

No sabemos porqué existen personajes como Fátima Báñez, Ana Mato, Ana Botella, Carlos Fabra, José Manuel Soria, Sonia Castedo, Luis Bárcenas, Juan Cotino, Mónica de Oriol, Morenés, Rafael Spottorno, Wert, Rodrigo Rato, Miguel Blesa, y cómo no Mariano Rajoy, no sin antes apuntar que Jaume Matas (según el presidente del Gobierno de España) es un modelo de conducta.

Y me pregunto: ¿cual es el método de nuestro aprendizaje, para llegar al mejor modelo de conducta?


6 comentarios:

  1. Pues tú lo has dicho bien, el mejor método es el que se enseñó Jaune Matas, según Mariano Rajoy (gran experto en la formación de grandes corruptos) que, por cierto, gozan de la total impunidad y consiguen burlar o amedrentar a jueces y fiscales consiguiendo así, perpetuarse en el poder. Si amigo Javier, todos esos personajes que muy bien has enumerado, están licenciados con el milagroso método que formó a Jaume Matas, ¡¡y hay más!!, también sirve para salir pronto de la prisión, o quizás no entrar nunca en ella. Este método tiene la garantía de estos sinvergüenzas que hoy están en el poder.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Vicente, están en el poder porque casi 11 millones de incautos creyeron todas las mentiras de su programa de actuación.
      Eso lo llamo yo ser unos sinvergüenzas. Pero querían el poder porque sabían que habían robado a espuertas.
      Yo solamente quiero que les caiga una maldición para siempre y paguen todo el mal que nos han hecho
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Magnífico posteo Javier. E interesántisima pregunta, de complicada respuesta. Porque mucho me temo que aún quedan muchos españolitos, de esos que nos hacen perder la fe en el género humano, que aún siguen sin desaprender que estos gobernantes no lo son, o aprender que son unos auténticos sinvergüenzas. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pregunta está hecha muy intencionadamente, como habrás observado.
      Al ser unos auténticos sinvergüenzas ¿que hacer con ellos?, habrá que tirarlos por la borda como ratas que son. Y eso al parecer muchos, todavía no quieren porque son adictos al mamoneo y robo perpetrado a los de siempre.
      Un abrazo amigo

      Eliminar
    2. Poco tengo que añadir a lo que comentan tanto Vicente como Luisa Sánchez. Creíamos que disfrutábamos de una Demo-Cracia, incompleta pero democracia al fin y al cabo, hasta que el des-gobierno del PP nos ha abierto los ojos. Quizás, por decirlo de alguna forma, ha servido para que nos esforcemos en lograr que podamos completar ésta Demo-Cracia.

      Eliminar
  3. Querido Miguel Ángel, espero, deseo, que ya les quede poco a toda esta caverna de sinvergüenzas. Gracias por tu comentario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar