jueves, 9 de octubre de 2014

Se acabó una etapa

Algunos me dicen que soy radical, y les digo que radical, viene de raíz y raíz viene de principio, para que algo de la tierra surja sin problemas, sin condiciones, sin cortapisas, sin miedos para nuestras vidas.

Si alguna vez hemos pensado que nuestras vidas eran conducidas por nosotros mismos, ahora más que nunca, después de muchos siglos nos damos cuenta que es una mentira burda y falaz de la humanidad.

Ahora más que nunca no podemos ¿podemos? ver cual es el camino para cambiar la forma de vivir con nuestros congéneres, con los de nuestra misma especie ¿especie? Estamos sujetos a los caprichos de los que manejan y manipulan el mundo. 

Manejan el mundo sin ningún problema; nos dejamos influir por una pléyade de inhumanos disfrazados de humanos. Qué paradoja inconsistente, esto que llamamos vida.

Si no somos capaces de ver y de sentir que podemos cambiar el curso del devenir de la historia, entonces estamos ante un fracaso rotundo de nuestra existencia.

Me decía hace poco tiempo un amigo que la humanidad no quiere morir, porque en realidad ya está muerta. Cuanta verdad en lo que me dijo.

Para acabar con esta suerte una de las pocas soluciones es volver a vivir y vivir significa comenzar una nueva etapa.

Tenemos que comenzar de nuevo; sin miedos. 

Se acabó una etapa.

14 comentarios:

  1. Muchas gracias Cecilia, lo has captado perfectamente!!!

    ResponderEliminar
  2. PODEMOS hacerlo, en caso contrario, si permanecemos impasibles acabarán con nosotros. Precioso posteo lleno de rebeldía y grandeza. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Angélica, tenemos que movernos, esto no puede seguir así es esperpentico. Un abrazo

      Eliminar
  4. Amigo Javier, maestro diría yo. A lo largo de la historia de la humanidad han habido momentos en los que permanecer impasible no era una opción y no ha habido más salida que el paso adelante, en esos momentos crecímos como sociedad. Imagina que en Francia nadie hubiese salido a la calle allá por 1799. Figurate que Washingnton se queda sólo o que en Madrid se quedan en casa un dos de Mayo... Existen momentos en los que las cosas caen por su propio peso, en los que quedarse quieto va contra el instinto de supervivencia de la raza y los hechos se desencadenan por sí solos. Creo firmemente que ha llegado uno de esos momentos, hemos llegado a un punto en el que ya tenemos muy poco que perder y muchísimo por ganar. Estamos en un momento de la historia que puede ser recordado por nuestros sucesores como el que renacimos en dignidad y recuperamos el sentido a la vida o, por el contrario, como el que sucumbimos a la oscuridad y desaparecimos como seres libres... Creo que debemos pensar lo que queremos para nuestros hijos, ha llegado el momento, nuestro momento, el de las personas simples, correctas y decentes qu aspiran a vivir con dignidad y hacen valer su derecho a la felicidad... ¿no vale la pena luchar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Salva, sabes que no soy maestro de nada siempre seré y soy aprendiz de la vida. Gracias por tu comentarios que te agradezco mucho. Sólo me queda decir: Por supuesto vale la pena luchar.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Yo pido una cosa. Quiero conocerte y tomarme unas cevezas contigo. Así de directo

    ResponderEliminar
  6. Tenemos que comenzar de nuevo, como tú dices, amigo Javier, sabes muy biėn, que es precisamente lo que muchas veces indignados, hemos aclamado a los cuatro vientos para que se produzca la insurrección de un pueblo castigado permanentemente por los poderosos que lo tienen oprimido.
    Presiento que ese dia no está muy lejano. Hay signos que evidencian lo que pronto será un hecho. Tenemos que volver a empezar Javier, para que este país reine la calma y la paz. Hay que echar del poder a toda la gentuza y ocuparnos de que haya gente honrada y noble que hagan de este pais un paraíso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Vicente, espero y deseo, y tu lo sabes bien, que deseamos que esta gentuza desaparezca del mapa político . Somos un país al que siempre han machacado al débil y ahora lo estamos viendo con el tema del ébola. ¿como se puede ser tan inepto e inútil y no hacer caso a los expertos en esta enfermedad y sólo se les ha ocurrido traer a los dos misioneros para que ahora a una auxiliar enfermera la traten de mentirosa. ¿tenemos que aguantar a toda esta pandilla de sinvergüenzas?

      Eliminar
  7. Muy cierto todo cuanto dices, aunque evidentemente matizable.
    Ciertamente se acabó una etapa pero no menos cierto que aún no ha comenzado lo que será la "nueva etapa", por ello seguimos utilizando los tópicos y las recetas de la "vieja etapa" y en consecuencia solo conseguimos dar coces contra el aguijón.
    Muy de acuerdo contigo que hay que olvidar y desechar por completo esa "vieja etapa" y lanzarse sin complejos a diseñar y fabricar la nueva.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Amigo Antonio, gracias por tu comentario. Efectivamente, todavía no ha comenzado la nueva etapa, pues tenemos que desalojar de todas las instituciones a toda esta gentuza que nos han hundido en la miseria.
    Un abrazo

    ResponderEliminar