martes, 10 de noviembre de 2015

Combatir la austeridad

El líder comunista Jeronimo de Sousa (izquierda), en su visita al presidente Cavaco Silva, el 21 de octubre de 2015. / PRESIDENCIA DE PORTUGAL
Parece asistiremos a un nuevo ensayo de nuestro vecino de la Península Ibérica.

El actual presidente de la República de Portugal Cavaco Silva, es el último mandato con 76 años de edad. Se encuentra en una tesitura un poco delicada después de las últimas elecciones, ya que previsiblemente otorgará a su correligionario Passos Coelho la formación de gobierno.

Pero la mayoría izquierdista del Parlamento formada por Partido Socialista (PS), Partido Comunista (PC) y Bloco de Esquerda (BE), es probable cambie al final la decisión de Cavaco Silva. Cuando escribo esto es antes de que se puedan producir los acontecimientos.

Está claro que Cavaco se incline por la coalición conservadora PSD-CDS-PP y según sus palabras lo hará para garantizar "las obligaciones internacionales de Portugal tanto en la OTAN como en Europa y la zona euro".

El líder del Partido Socialista (PS), Antonio Costa ha dicho hasta la saciedad que si gobierna no vulneraría el equilibrio presupuestario.

¿Cómo se compartirá la austeridad, que sin duda desde Merkel propinará al gobierno que se forme?

¿Tendremos otro caso como el de Grecia?

¿Es que no podemos hacer algo para que los destinos de la Europa del Sur, no sigan sufriendo las recetas que impone a ultranza la Europa del Norte?

Tenemos que combatir la austeridad.

2 comentarios:

  1. Amigo Javier, esto es lo que les pasa a los paises del sur de Europa ( países pobres ), mientras nuestros acreedores sean los paises de centro y norte europeo( países ricos), comandados por la Ángela Merkel, no tendremos mas remedio que asumir sus reglas hasta que las deudas estén saldadas. Otra cosa es, hablar de si son justas las medidas tan severas de austeridad que nos han impuesto y siguen haciéndolo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Vicente, no entiendo que nadie (excepto Grecia) se haya atrevido a decir basta ya. Pero ya ves se echan como lobos ante Grecia, cuando deberíamos de estar agradecidos por que es la cuna de la democracia. No les hemos ayudado. Teníamos que haber salido de Europa y su trampa sucia del euro.
    En fin no veré el cambio tan ansiado que necesita una verdadera Europa unida, auténtica.
    Un abrazo

    ResponderEliminar